A los problemas, soluciones. Así lo pensó Jürgen, un abuelo de 84 años. Un invento casero suyo está dando la vuelta al mundo; y no es para menos, pues ha creado un ascensor. 

La gente pensará: ¿un ascensor casero? Pues sí. El problema era que su mujer, debido a la edad, a veces se cae al suelo y le cuesta mucho levantarse.

Ante tal tesitura, Jürgen no paraba de pensar y dio con una solución. Crear un ascensor que levantará a su mujer cada vez que eso sucediera. 

Tras semanas de trabajo. el resultado asombró a su familia. La nieta de Jürgen, Teshany, ha sido una de las primeras en probar el invento de su abuelo, el cual ha compartido en redes y se ha viralizado.

En el vídeo se puede ver a la madre de Teshany, Anna, de 52 años, en el ascensor.

«Mi abuelo lo hizo porque mi nana a veces se cae y no se puede levantar porque tiene destrozada la espalda. Así que se le ha ocurrido que puede trasladar el ascensor hasta donde esté ella y levantarla», contó Teashany.

La verdad que la familia quedó asombrada ante el trabajo realizado por Jürgen. Un ejemplo más de la que la edad no es un impedimento para seguir creando cosas y no parar de pensar.

En este caso, este producto puede servir a muchas personas con movilidad reducida o discapacidad a lo largo del mundo. ¿Le comprará alguna empresa la patente del producto a Jürgen?

Es algo que no sabremos, de lo que si estamos seguro es que su familia está muy orgullosa de él.

«Mi familia y yo pensamos que es un invento increíble e inteligente. Mi abuelo es un hombre muy inteligente y muy cariñoso», relata su nieta.