La dirección del centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Jacarandá de Sevilla Este ha comunicado este jueves 17 de septiembre a la comunidad educativa que el alumnado de una de sus unidades educativas y la tutora de la misma deberán guardar cuarentena.

La orden de cuarentena se ha producido tras un resultado positivo en una prueba de diagnóstico de coronavirus practicada a uno de los niños de esta clase.

En un comunicado remitido a las familias de los alumnos y recogido por Europa Press, la dirección del colegio informa de un caso positivo de covid-19 protagonizado por uno de los alumnos, ante lo cual «se ha seguido el protocolo establecido por las autoridades sanitarias, quienes, como medida preventiva y de control, han decretado la cuarentena domiciliaria» del alumnado que comparte clase con el citado niño y la tutora de la unidad educativa.

«El grupo que hace cuarentena es el que ha estado con el alumno más de 15 minutos en situaciones donde la distancia ha podido ser menor de 1,5 metros de distancia y sin mascarilla, por lo que el resto de alumnado del centro no tiene que hacer cuarentena y puede seguir asistiendo al centro, según las indicaciones sanitarias», precisa la dirección.

Además, ha detallado que «tampoco tienen que hacer cuarentena los familiares» de los alumnos sometidos al confinamiento. Aunque sí «estar muy atentos ante cualquier síntoma y siempre cumpliendo las medidas de llevar mascarilla, distancia de seguridad y extremar la higiene».

Además, el centro de salud de referencia se pondrán en contacto con las familias de los alumnos sometidos a cuarentena y «valorarán la posibilidad de hacer pruebas al alumnado de dicha clase».

Vuelta al cole

Desde la Junta de Andalucía han indicado además que la «atención sanitaria» está ahora también «muy centrada en las residencias y en la vuelta segura los colegios». Desde la Junta se muestran confiados después de lo «normalizado» que está siendo la vuelta presencial  vuelta presencial a clase en Andalucía.

En todo caso, Juan Marín ha subrayado que esta situación viene a recordar que «la Covid sigue ahí, y va a seguir ahí mientras no tengamos una solución definitiva». «Mientras tanto, no podemos bajar la guardia».