La Guardia Civil ha detenido a un presunto atracador de farmacias, que usaba una pistola simulada, en Lora del Río (Sevilla). Además, le ha imputado un delito de robo con violencia e intimidación en grado de tentativa. Todo ello, tras un episodio que tuvo lugar el pasado 11 de septiembre.

Los hechos ocurrieron sobre las 19,20 horas. Un individuo entró en una farmacia de la localidad, en la que se encontraban varios clientes. Entre ellos, una madre con su hijo, menor de edad. El atracador vestía ropa negra de manga larga y se cubría con una braga mascarilla y gorra para evitar ser identificado; así lo detalla la Guardia Civil en un comunicado.

Pistola simulada

Una vez dentro del establecimiento, esgrimió una pistola que, posteriormente, se comprobó que era simulada. Con ella, amenazó al titular de la farmacia y le exigió que le entregase la recaudación. Al sospechar que alguien habría alertado y que la Guardia Civil estaría de camino, salió rápidamente del local. Asimismo, se dio a la fuga usando una bicicleta que tenía aparcada en la acera.

La Guardia Civil del municipio inició una investigación para la identificación del autor. Este, por las características físicas, «rápidamente fue identificado como un vecino de la localidad; de 39 años, con antecedentes por hechos similares». Los agentes se dirigieron hacia la zona en la que podría residir el sospechoso. De esta forma, fue localizado y detenido.

Una vez registrada su vivienda, los agentes localizan el arma y las vestimentas que llevaba en el momento de cometer el hecho delictivo. La Guardia Civil puso las diligencias, junto con el detenido, a disposición de la autoridad judicial de Lora del Río. La misma decretó su ingreso inmediato en prisión.