El Virgen del Rocío realiza con éxito tres cesáreas evitando el sangrado masivo

El último caso atendido ha sido el de una mujer ucraniana que se ha resuelto de manera satisfactoria tanto para la madre como para su hijo

Un equipo de especialistas liderados por la Unidad de Gestión Clínica de Medicina Maternofetal, Genética y Reproducción del Hospital Universitario Virgen del Rocío ha realizado con éxito tres cirugías en gestantes que presentaban placenta previa y ácreta. La intervención la han diseñado para resolver esta «severa y doble anomalía de la inserción placentaria» que puede poner en «grave peligro» la vida de la madre y del recién nacido al originar «un sangrado catastrófico» durante el parto.

El último caso atendido ha sido el de una mujer ucraniana de 37 años, Oleksandra, que se ha resuelto de manera satisfactoria tanto para la madre, que ya se encuentra de alta en su domicilio, como para su hijo, que está pendiente de recibir el alta de la unidad de Neonatología del centro, destaca el centro hospitalario en un comunicado.

Todo ello, gracias al trabajo multidisciplinar en el que han colaborado equipos de Enfermería, Medicina Maternofetal, Ginecología y Urología, así como a Anestesiología y Neonatología. «La confianza de nuestras pacientes es un privilegio y nos hace mejores», señala Guillermo Antiñolo, director de la Unidad de Medicina Maternofetal, Genética y Reproducción del hospital sevillano.

Este equipo realizó una cesárea-histerectomía. La histerectomía es la extirpación del útero, obligada en este caso ya que la placenta ácreta, en cualquiera de sus formas, está incrustada en el útero, lo que impide que pueda desprenderse. Esta complicación tiene un alto riesgo de hemorragia masiva y catastrófica materna, por lo que esta cirugía programada está diseñada para minimizar ese riesgo.

La cirugía consiste, en primer lugar, en ocluir la vascularización del útero, «pinzando los vasos sanguíneos que lo irrigan», para minimizar así el riesgo de hemorragia. Y, a continuación, realizar la extracción del bebé «salvando la placenta previa y ácreta, pércreta en este caso, la forma más severa de acretismo placentario».

Este servicio, con más de 500 profesionales, tiene una larga trayectoria en la I+D biomédica, así como en atender y resolver complejos problemas de salud reproductiva en pacientes de toda Andalucía y del resto de España. Así y por ejemplo, en 2008 identificaron el gen EYS, que es la segunda causa más frecuente de ceguera hereditaria; y en 2010, identificaron la causa genética más prevalente en la enfermedad de Hirschprung, una anomalía congénita que afecta al colon.