El ‘boom’ de las operaciones de estética: ser guapos es más fácil que nunca

El abaratamiento de los costes ha sido un factor determinante en el crecimiento de las operaciones de estética en España

¿Quién no ha soñado con tener un cuerpo perfecto, ser el más guapo y eliminar cualquier tipo de imperfección para siempre? La cirugía plástica ha ganado terreno en los últimos 10 años. Ese privilegio que solo se podían permitir las clases más pudientes ya está al alcance de cualquiera. Ya no es un objeto de lujo, para algunos ya se ha convertido en una necesidad

En una cultura como la occidental en el que se profesa y se cultiva una obsesión desmedida del culto al cuerpo ha provocado la proliferación de personas que quieren pasar por el quirófano para reparar sus imperfecciones. Mostrar una imagen corporal perfecta se ha convertido en uno de los distintivos de las sociedades desarrolladas, en las que un físico esbelto y musculoso se asocia con el éxito y el atractivo sexual.

Las redes sociales han jugado un papel clave en todo esto, donde más que nunca el físico y las apariencias está en boca de todos. Por ello, todo esto sumado a la reducción de costes en las intervenciones ha propiciado un claro incremento de las consultas a los cirujanos plásticos.

En estos momentos, las operaciones estéticas en España están en pleno auge, tal y como reflejan los datos de los dos últimos años que recoge la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).

El abaratamiento de los costes ha sido un factor determinante en el crecimiento de las operaciones de estética en España. Así lo ha refrendado un reciente estudio que precisa que las clínicas de cirugía han abaratado sus precios un 20% de media en los últimos 10 años. Esta tendencia unida a la irrupción de la medicina estética, ha invitado al ciudadano de a pie a considerar que la belleza está al alcance de su bolsillo.

Cambio de mentalidad

En el sector, la mujer continúa siendo la principal consumidora frente al hombre que, sin embargo, ya representa el 20% de los pacientes que piden cita en el quirófano para retocar su imagen.

Los hombres españoles son los más presumidos del mundo. Lo dice un estudio de Kantar España. La fascinación por la cirugía también se ha multiplicado y, según la Asociación Española de Cirugía Plástica y Estética (AECEP), quedarse calvo es lo que más preocupa a los hombres.

Esta entidad afirma que en los últimos años entre el 10 y el 15% de las intervenciones plásticas y estéticas han sido solicitadas por el sector masculino. Por lo tanto, el sector de la cirugía plástica y estética ya no está únicamente enfocado al género femenino.

Las operaciones más demandas

Hay decenas de operaciones de estética que uno puede solicitar para mejorar su aspecto, pero hay unas cuantas que son las preferidas por los consumidores. Ya sea por necesidad o por simplemente capricho, el aumento de pechos o reducción de senos es la operación estética más demandada en España.

Tras el aumento de pechos se encuentran las liposucciones. Esta operación consiste en la remodelación del cuerpo (generalmente en abdomen, caderas y muslos) mediante la retirada de los tejidos adiposos, y es por tanto otra de las operaciones estéticas más demandadas con diferencia.