Desarticulada una red de explotación sexual en Jaén y Córdoba 

La Policía Nacional ha detenido a 17 personas, cuatro españoles y 13 colombianos, y liberado a 14 mujeres

La Policía Nacional ha detenido a 17 personas al desarticular una red internacional de explotación sexual en Jaén y Córdoba.

Los arrestados, cuatro españoles y 13 colombianos, están acusados de pertenencia a organización criminal, trata de seres humanos, delitos relativos a la prostitución, favorecimiento a la inmigración clandestina y contra la salud pública. Además, se ha liberado a 14 víctimas.

Según ha informado este lunes el citado cuerpo, ha dado por eliminada completamente la red después de llevar a cabo la segunda fase de la operación, en la que hay diez detenidos y dos mujeres liberadas en Jaén.

La organización criminal explotaba sexualmente en pisos de las provincia de Córdoba y Jaén a mujeres captadas en Colombia mediante engaños, entre las que se encontraba una menor.

Engaños y mentiras

La investigación tuvo su origen en las declaraciones de dos mujeres colombianas que manifestaron que habían sido engañadas para viajar a España con la promesa de un empleo realizando labores domésticas.

Una vez en nuestro país, comenzaron a sufrir amenazas y violencia física y fueron obligadas a ejercer la prostitución para pagar la deuda que habían contraído con la organización.

Una de las mujeres que se encontraba en un piso de Córdoba obligada a ejercer la prostitución, en un intento por huir de sus explotadores, comunicó a su familia su situación a través del teléfono móvil.

Sus familiares lo denunciaron a la Policía colombiana y ésta lo trasladó a la Policía Nacional, por lo que se desplegó de manera inmediata un dispositivo que finalizó con la detención de dos miembros de la organización y la liberación de la mujer y de dos víctimas más, una de ellas menor de edad.

El confinamiento no paralizó la actividad

Tras las detenciones de Córdoba, los agentes localizaron varios pisos en Jaén en los que la organización continuaba lucrándose con las víctimas de trata.

A pesar del confinamiento, muchos clientes solicitaban los servicios acudiendo a los pisos o reclamando que las mujeres se trasladaran a sus domicilios. La Policía realizó cuatro registros y se detuvo a cinco miembros de la organización y se liberó a siete víctimas.

Las detenciones y los registros practicados durante la primera fase de la operación ha permitido a los agentes obtener información suficiente para llevar a cabo este segundo operativo, en el que se han registrado tres pisos en la provincia de Jaén, se ha liberado a dos víctimas y se ha detenido a diez personas.

La operación, en sus dos fases, ha concluido con la liberación de 14 víctimas y con un total de 17 detenidos –cuatro españoles y 13 colombianos– por pertenencia a organización criminal, trata de seres humanos, delitos relativos a la prostitución, favorecimiento a la inmigración clandestina y contra la salud pública.