Caída brutal de la demanda de viajeros en el aeropuerto de Sevilla

El aeropuerto de Sevilla, en lo que llevamos de agosto, registra un centenar de vuelos comerciales diarios

El aeropuerto de Sevilla, en lo que llevamos de agosto, registra un centenar de vuelos comerciales diarios, cifra que supone un incremento de operaciones con respecto al pasado mes de julio, cuando se contabilizaron 70, pero lejos aún de los 146 vuelos de media al día que se produjeron ese mismo mes de 2019.

A pesar del incremento de actividad en la terminal de San Pablo, la demanda de pasajeros ha caído un 71 por ciento en julio, en relación con 2019, según datos provisionales de AENA consultados por Europa Press. En este sentido, el mes pasado fueron 185.957 las personas que pasaron por el aeropuerto y se llevaron a cabo 3.457 operaciones, lo que supone un descenso del 35,3 por ciento. Sí experimentó un incremento el tráfico de mercancias, con un 17,4 por ciento.

Comportamiento del tráfico

A corto y medio plazo, el comportamiento del tráfico aéreo «vendrá determinado por tres grandes condicionantes: la evolución de la pandemia derivada del coronavirus, la coyuntura económica y la recuperación de la confianza de los ciudadanos a la hora de viajar», según han señalado fuentes de AENA, que destacan, a su vez, que la incertudimbre al respecto , ahora mismo, «es significativa».

En cuanto a los datos acumulados para 2020, de enero a julio, el número de pasajeros que han utilizado la terminal sevillana es de 1,58 millones, con un descenso del 63,7 por ciento, cifra más positiva, en comparación con el mes pasado, porque recoge los dos primeros meses y medio del año, periodo en el que aún había actividad aérea, pues no se había decretado el estado de alarma por la pandemia y el correspondiente cierre de fronteras.

No obstante, como ha adelantado ABC, la conectividad del aeródromo hispalense «continúa siendo alta» tras recuperar el 80 por ciento de las rutas, con respecto a 2019. En este sentido, las aerolíneas siguen apostando por Sevilla con 65 rutas en servicio, quince más que a principios del mes pasado, y conexión con 59 ciudades. En el verano de 2019 se realizaron rutas con 71 capitales y 77 aeropuertos.

Este verano se han estrenado cuatro nuevas rutas: París y Montpellier, en Francia, que operan Air France y Transavia; Londres-Heathrow, con British Airways, en el Reino Unido, y Bucarest (Rumanía), que ha puesto en marcha la aerolínea Wizzair.