Amenaza a varias personas con un cuchillo por las calles de El Puerto

La Policía Nacional ha conseguido detener al responsable de los hechos 

La Policía Nacional ha detenido en El Puerto de Santa María a un delincuente que irrumpió de forma violenta en un establecimiento de comida, donde la trabajadora que temió por su integridad física, activó la alarma de atraco. Instantes después, la Policía se personó en el lugar pero esta persona había huido.

También fueron requeridos en las inmediaciones por una conductora que manifestaba que un individuo que coincidía con las mismas características que el delincuente huido, la había amenazado con un cuchillo.

Con la descripción de esta persona, los agentes procedieron a su búsqueda, localizando a un individuo con las mismas características en el parking de una zona comercial próxima. En ese instante, se encontraba amenazando de muerte con un cuchillo a un grupo de jóvenes.

El ahora detenido, al percatarse de la presencia policial, se giró hacia los agentes en actitud amenazante portando el arma blanca en su mano.

Los policías actuantes, consiguieron gracias a su rápida actuación, reducirlo y proceder a su detención. Fue trasladado a dependencias policiales y puesto a disposición judicial.

Los hechos tuvieron lugar cuando un vehículo policial uniformado fue comisionado para personarse en un establecimiento de comida rápida de la localidad portuense, donde al parecer habían pulsado la alarma de atraco.

A los pocos minutos los agentes se personaron en el lugar y se entrevistaron con la dependienta, la cual manifestaba que un individuo le pidió que le cambiase un producto que no había adquirido allí, a lo que la trabajadora se negó.

Momento en el que la actitud del ahora detenido se tornó en amenazante y violenta, motivo por el que la dependienta pulsó la alarma, haciendo que el delincuente huyera del lugar.

Instantes después, los policías actuantes son requeridos en la misma zona por una conductora que les manifestaba que un hombre de similares características, la había amenazado con un cuchillo al recriminarle ésta que debía cruzar la vía por el paso de peatones.

Gracias a la descripción aportada por los testigos, se inició un dispositivo para la localización de este individuo. Pocos minutos después, fue interceptado por un radio-patrulla en los aparcamientos de un área comercial, mientras amenazaba de muerte a un grupo de cinco jóvenes con un cuchillo.

Ante tales hechos, los policías actuantes se apearon rápidamente del vehículo, para evitar una posible agresión a las víctimas. Ordenaron al delincuente que tirara el cuchillo al suelo y depusiera su actitud.

En ese instante, el ahora detenido haciendo caso omiso a las ordenes de los agentes, se giró de forma sorpresiva y violenta hacia los mismos, comenzando a caminar hacia ellos en actitud amenazante mientras portaba el cuchillo en la mano.

Finalmente, los policías que temían por su integridad física y la de los allí presentes, consiguieron que el delincuente lanzara el cuchillo al suelo y así reducirlo con la fuerza mínima indispensable.

Procedieron a su detención y trasladado a dependencias policiales, para posteriormente ser puesto a disposición judicial por los delitos de Amenazas y Atentado a Agente de la Autoridad.

Los agentes continuaron haciendo indagaciones por la zona, con el objetivo de localizar a otras posibles víctimas. Consiguiendo localizar a la dependienta de un comercio aledaño, la cual manifestaba que tanto ella como una clienta habían sido amenazadas por este individuo con un cuchillo, viéndose ambas en la necesidad de esconderse en el almacén del establecimiento para evitar una posible agresión.

También tuvieron constancia de que en el interior de otro comercio consumió bebidas alcohólicas sin abonar su importe.