Trabajadores y familiares del asilo San José piden la dimisión de Carmen Collado

Por segunda vez en la misma semana se han concentrado a las puertas del centro

Los trabajadores y familiares de usuarios del centro de mayores San José han vuelto a protagonizar una concentración a las puertas del centro. En concreto se ha llevado a cabo una cacerolada en forma de protesta por la gestión de la residencia.

 

Asimismo, se han colocado carteles y pancartas exigiendo la dimisión de los responsables del centro, denunciando los recortes a los que se han visto sometidos, así como a la externalización de servicios.

Cabe destacar que se trata de la segunda concentración protagonizada a las puertas del centro. El pasado miércoles, el personal del asilo denunciaron que están sometidos “a un régimen dictatorial de Mamen Sánchez”.

Este viernes, en las pancartas se han podido leer mensajes tales como: «Pedimos una dirección más humana con los residentes y con el personal»; «No se coacciona al trabajador»; «La lavandería no se externaliza»; «La dirección miente en la prensa, destitución ya»; «No a los recortes que afecten a los residentes»; «Los familiares no te queremos aquí»

De hecho, según destacaron en un comunicado “las divergencias de criterios han motivado múltiples presiones por parte de la dirección, entre ellas, la destitución del coordinador que llevaba en el puesto 18 años por lo que pedimos que se solucione esta situación insostenible a la que la dirección del centro nos está sometiendo”.

“Como premio a nuestra labor, se nos continúa presionando y la situación se está volviendo insostenible, hasta tal punto que parte de la plantilla se ha marchado a trabajar a otros centros sanitarios. Durante estos meses, se han cesado a dos trabajadoras de lavandería que llevaban en la empresa más de 15 años, ocultando información al patronato, sin contar con el comité y sin respetar los plazos legales, poniendo como excusa la avería de una lavadora, cuando el lavado de los uniformes era algo prioritario para proteger a los residentes, a los trabajadores/as y a las familias”, denuncian.

Según detallaron “nuestro objetivo es siempre la seguridad y el bienestar de nuestros residentes a los que hemos conseguido proteger del coronavirus en la difícil crisis que hemos vivido y seguimos viviendo”.