La Junta realiza 9.000 test en los juzgados sin detectar ningún caso

Las pruebas han concluido y arrojan un porcentaje de seroprevalencia del 1,5%, mientras que solo se detectaron 55 positivos, descartados por PCR

La Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local ha concluido las test de Covid-19 a los funcionarios de los órganos judiciales, a los fiscales, a los letrados de la Administración de Justicia y a los jueces sustitutos.

En total, se han realizado 8.808 pruebas y los resultados de las mismas arrojan un porcentaje de seroprevalencia del 1,55%, mientras que todos los casos detectados como IGM positiva han dado negativo en las pruebas PCR.

Las pruebas se han realizado en las sedes de los institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMLCF) de todas las provincias andaluzas y se han hecho de forma voluntaria a todo el personal.

«Hemos sido pioneros, pues somos la primera comunidad que ha sometido no solo a sus funcionarios de los juzgados a estos test, sino también a los letrados de la Administración de Justicia, a los fiscales y a los jueces sustitutos, cumpliendo así con nuestro compromiso», ha señalado el director general de Oficina Judicial y Fiscal, Carlos Rodríguez Sierra.

Los datos indican que se han realizado 8.808 test rápidos en los juzgados andaluces. De todos ellos, en 137 casos se detectaron IGG positiva, lo que significa que esas personas han desarrollado anticuerpos contra el coronavirus porque han tenido contacto con alguna persona afectada por el virus. Además, gran parte manifestó que no tuvo síntomas, o que los tuvo muy leves.

Asimismo, solo en 55 casos se detectó IGM positiva, por ello se activaron los protocolos sanitarios e higiénicos, por los que además de derivar al paciente al Servicio Andaluz de Salud (SAS) para la realización de pruebas PCR, también se llevaron a cabo los protocolos de desinfección en los juzgados. Todos estos casos resultaron ser posteriormente negativos, confirmados por la citada prueba PCR.

Estas pruebas se están practicando gracias a la colaboración con la Consejería de Salud y Familias, que ha suministrado los test.

Para su realización, se elaboró un protocolo con los IMLCF para poder llevarlos a cabo con todas las medidas de seguridad por parte de los médicos forenses que, de forma voluntaria, iban a acometerlos.

«Tengo que agradecer a los profesionales de los institutos de Medicina Legal su colaboración, ya que se han prestado a realizar estas pruebas y ha sido una tarea compleja pero que ha desarrollado a la perfección», ha añadido Rodríguez Sierra.

Estas pruebas forman parte del conjunto de medidas de seguridad que ha puesto en marcha la Consejería de Justicia para garantizar la protección de todo el personal de la Administración de Justicia y de los ciudadanos.