Este es el nuevo y ambicioso proyecto de la hermandad del Despojado

La cofradía del Domingo de Ramos gaditano proyecta una corona para María Santísima de la Concepción

La Hermandad Salesiana del Despojado ha puesto en marcha una nueva campaña para su incremento patrimonial, al proyectar nueva corona y puñal para la imagen de María Santísima de la Concepción. Estos trabajos los realizará el orfebre sevillano Manuel Casiano Fernández y se pretende estrenar en los próximos meses con motivo del X aniversario de la bendición y puesta al culto de la imagen que tallase el escultor cordobés Francisco Romero Zafra.

Para ello la Hermandad  ha abierto la captación de fondos para poder llevar a efecto esta obra, los interesados pueden realizar su donativo en la Casa de Hermandad, donde se ha instalado un panel cuadriculado donde se puede comprar participaciones a partir de 20 euros o realizando su ingreso en la cuenta ES02 0182 3226 3302 0159 7715 de BBVA con concepto «donativo corona Virgen».

El autor de la obra, el orfebre Manuel Casiano, define el boceto de la corona de la siguiente forma: «Nos encontramos ante una corona de canasto bajo e imperiales sencillos y ráfaga muy aireada y orgánica.

Esta pieza no deja de educarnos devocionalmente desde su base hasta el remate de la Cruz. Vista la corona desde abajo hacia arriba, comenzamos con un aro sencillo pero muy elegante. Encontramos unos ventanales que acogen láminas esmaltadas al fuego en azul cobalto ¿Porqué azul cobalto? Por ser el color Mariano por excelencia, de la Inmaculada Concepción de María, El Gran Dogma de la Iglesia Católica, y una de las bases de nuestra Fe, de ahí que se coloque en la base de la Corona. Por último en el friso superior, serán cinceladas unas bolitas que hagan recordar las cuentas de un Rosario, en alusión al rezo más importante hacia la Virgen María.

Como separación entre cada uno de los módulos observamos unas metopas que acogerán en su interior pequeños grabados, que nos sirven de unión con el canasto (estéticamente hablando) y que nos sirven de peana de los grandes y esbeltos jarrones que flaanquean el perímetro del canasto. Estos ejercen como recipiente del regalo más bello que le solemos hacer a la Virgen: las Flores.

En este caso ramos de azucenas y rosas (Pureza e Inmaculada Concepción y Belleza) las hacemos eternas en metal para que sobre sus sienes siempre tenga flaores. Entre jarra y jarra vemos unos óvalos que en su interior albergarán símbolos marianos y las heráldicas que la Hermandad opte oportunas para colocar, sobre un fondo de esmaltes vítreos (Transparentes) de colores claros, colores relacionados con la Virgen (Celeste, Rosa, verde, azul, rojo…), lo que vendrá a darle un carácter colorido y una aportación de calidad, de distintivo y cromatismo a la Corona. Entre jarra y jarra cuelgan unas bellas y delicadas guirnaldas de flaores forjadas, estando los pabellones rematados por flaecos repujados minuciosamente.

De este perchete de lineas rectas y curvas principalmente geométricas, surgen los imperiales, clásicos y de diseño sencillo y muy barrocos. Estos nos llevan hacia una nebulosa de querubines (Siempre presentes en las representaciones de la Inmaculada).

Estos rodean un resplandor de lineas verticales y horizontales, que sirven para realzar un orbe que tendrá su paralelo y su meridiano con piedras engastadas. Orbe en plata, con el paralelo y el meridiano en oro con cristales de color turquesa engastados. Este se encuentra sobre una Media Luna, recordando el pasaje del apocalipsis en el que nos dice que una Mujer vestida de Sol desciende sobre una media Luna. En el centro de la media Luna, el escudo de España, ya que la Inmaculada Concepción es la Patrona de España.

En cuanto a la ráfaga es sencilla, de rayos orgánicos, rayos de luz, inspirados en los rayos que podemos ver en las grandes obras del barroco italiano y que fue exportado a Cádiz y por toda Andalucía. Rayos que por ejemplo podemos ver en los retablos de San Pedro del Vaticano, Catedral de Toledo o en la magníficca Santa Teresa de Bernini.

Estos no tienen nacimiento, osea no tienen base, son asimétricos y van tanto hacia arriba como para abajo. Estos estarán realizados mediante diferentes capas y superposiciones, jugando con los volúmenes y los salientes y los entrantes.

Estos módulos estarán separados por unos perchetes de estilo rocalla, minuciosamente trabajados que emergen de una concha bautismal (Como alusión a la absolución del Pecado Original, mediante el rito del Sacramento del Bautismo) que acogerán en su interior una perla natural. De los rayos flaamígeros salen diez cristales azules, que hacen referencia al Décimo Aniversario de la Virgen, dc ahí esta ofrenda. Rematando la Corona una gran cruz lisa. En el centro, como Triunfo y Verdad, se encuentra el Espíritu Santo representado en una paloma de alas abiertas. “María fue concebida por obra del Espíritu Santo sin Pecado Original”.

Remata esta gran Cruz unos Rayos planos y flaamígeros que nos hacen ver el triunfo de la Santa Cruz sobre el Mundo. En su base, una serpiente derrotada con flechas, herida y mordiendo una manzana, haciendo alusión a la Victoria de la Paz, el Amor y de Dios ante el pecado. Una iconografía muy presente en las Inmaculadas. Como remate final: las estrellas. Estas estrellas tienen la peculiaridad de que serán bicolores, la estrella en sí será bañada en oro, mientras que en su centro brillará una piedra turquesa rodeada de un aro de oro rosa con brillantes. Todo ello hace alusión al caráctersalesiano de la Hermandad, celeste y rosa de Mª Auxiliadora.

Tecnicamente se trata de una corona cuyas piezas todas serían desmontables y que nos ofrece un abanico de técnicas muy amplio: Repujado, cincelado, forjado, segueteado, calado, engastado, soldadura autógena con Soldadura de plata, etc. Y una técnica muy usada en las grandes piezas de Orfebrería:

El Esmalte al Fuego, siendo estos realizados por la esmaltadora ocío Perejón Leal, en el pueblo aljarafeño de Olivares, realizando estos trabajos con técnicas 100% artesanales, siendo estos fundidos en hornos que alcanzan hasta 1000 oC usando pigmentos naturales que al alcanzar estas temperaturas se convierten en cristal. Serán esmaltadas sobre chapa de cobre. Para este trabajo se usará latón en láminas de diferentes grosores, tornillos de latón, cobre y Plata de Ley (Esmaltes al fuego). Toda ella acabada con un Chapado en oro de 24 Kilates y algunas piezas chapadas en plata y oro rosa.»