Andalucía, tercer puesto en el ranking de distribución nacional de videojuegos

De esta forma, pasa a concentrar un 15,7 por ciento del número total de empresas a nivel nacional en 2019

Andalucía ha crecido hasta situarse en el tercer puesto del ranking de distribución nacional de las empresas de videojuegos —desde 2014 ocupaba el cuarto lugar—, pasando de concentrar un nueve a un 15,7 por ciento del número total de empresas a nivel nacional en 2019.

Estos son los datos extraídos del Libro Blanco del desarrollo español de videojuegos Andalucía 2019, que se ha presentado este viernes 17 de julio en Polo Nacional de Contenidos Digitales de Málaga.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, acompañado de la concejala del Área de Innovación y Digitalización Urbana, Susana Carillo, ha dado la bienvenida al evento presencial y virtual, que ha contado también con la intervención audiovisual de la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo.

Los datos del Libro Blanco han sido presentados por el vicepresidente de DEV y CTO de Genera Games, Curro Rueda, acompañado por el secretario técnico de DEV, Emanuele Carisio.

El libro recoge que la industria de desarrollo y producción de videojuegos en Andalucía está constituida por 71 empresas.

Además, se han identificado en la región alrededor de 56 estudios con proyectos en desarrollo a la espera de constituirse como entidad legal.

El videojuego es un sector «altamente tecnológico, creativo, generador de formación y empleo para jóvenes, donde Andalucía tiene un papel relevante, en clara tendencia ascendente».

Así, según este informe de análisis, esta comunidad autónoma representa el 16 por ciento del tejido empresarial, el diez por ciento del empleo y el ocho por ciento de la facturación a nivel nacional.

Por otro lado, las empresas de desarrollo de videojuegos andaluzas son relativamente nuevas: el 69 por ciento tiene menos de cinco años de antigüedad, mientras que el 26 por ciento tiene menos de dos años.

En cuanto a datos económicos, el informe recoge los relativos a 2018, destacando 62,9 millones de euros de facturación (un 26% más con respecto a 2017) y 689 empleos directos (un 36% más con respecto a 2017).

Por otro lado, el informe recoge que, en 2019, el 71,8 por ciento del ecosistema de desarrolladores de videojuegos andaluces se concentra en las provincias de Málaga (41%) y Sevilla (31%).

La apuesta del Ayuntamiento de Málaga por este sector, a través de los programas de emprendimiento y formación del Polo de Contenidos Digitales, ha contribuido a este crecimiento de empresas, situando a la provincia de Málaga en primera posición con un 41 por ciento de las empresas.

El apoyo a la industria se traduce en que estudios internacionales tienen su sede en Andalucía, como es el caso de FRVR (Free Games for Web and Mobile) o Forgotten Empires, representados por Eva Navarrete y Bert Beeckman que diseñan el juego de ‘Age of Empires’; así como el posicionamiento de empresas andaluzas como Campero Games y Genera Games, con Curro Rueda a la cabeza y su firme apoyo a la industria indie, con juegos como ‘Soccer Royale’ o ‘Merge Robots’.

Le siguen otros ejemplos como Pixelatto con el juego ‘Reventure’ y The Game Kitchen con ‘Blasphemous’, el juego sobre Semana Santa que ha dado la vuelta al mundo.

Además de contar con citas como Serious Game Experience, Congreso de Animación y Videojuegos, Gamepolis, Freakcon, los Premios de Videojuegos Indies, las Demo Day Games y las Málaga JAM, mayor sede de Global Game Jam en España.

El vicepresidente de DEV, Curro Rueda, ha destacado que «la industria de desarrollo de videojuegos en Andalucía ha crecido mucho en el último año pero que aún posee un excelente potencial de crecimiento, representando por el gran número de nuevos estudios independientes de nueva creación».

«Con un impulso adecuado tanto público como privado, estas empresas pueden crecer y generar empleo para el talento que se está formando en nuestras escuelas, para que pueda desarrollarse aquí y que podamos ver en el futuro cercano más juegos andaluces que lleven nuestra creatividad y potencial cultural por el mundo», ha añadido.

El alcalde de Málaga, por su parte, ha señalado que esta presentación al servicio de la tecnología «es una muestra de que las empresas, especialmente las de desarrollo de videojuegos, están transformadas digitalmente y han demostrado durante el confinamiento buenos ratios de consumo de ocio y juegos educativos en casa. Estamos ante una industria que ha sabido soportar esta crisis sanitaria provocada por el Covid-19».

Por su parte, la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, ha afirmado que «el videojuego es, sin duda, una industria cultural activa y dinámica».

«Gracias a su vocación global, España es la cuarta potencia a nivel europeo, convirtiendo al videojuego en una eficaz herramienta de transmisión digital de la cultura y el arte a través del entretenimiento. Por ello, desde la Junta seguiremos trabajando para hacer de Andalucía la Región del Videojuego».

«Un potencial que, desde el Polo de Contenidos Digitales de Málaga, hemos sabido aprovechar apostando por formación y empleo dirigida a jóvenes menores de 30 años —que supone el 54 por ciento de los profesionales andaluces de esta sector—, al tiempo que acercamos el mundo del arte, la cultura y la educación a las nuevas tecnologías», ha subrayado, por otro lado, Carillo.

El Libro Blanco

Elaborado por la Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimientos (DEV), con el apoyo del Ayuntamiento de Málaga, a través del Polo Digital, el Libro Blanco tiene el objetivo de estudiar en detalle la industria de desarrollo de videojuegos en Andalucía, que ha crecido hasta convertirse en el tercer polo más importante de este sector de España.

El Libro Blanco del desarrollo español de videojuegos es el primer informe elaborado en Andalucía que pretende mostrar y explicar en profundidad el panorama del sector de los videojuegos en nuestra comunidad autónoma.

Se trata de un completo documento que ilustra todo el potencial del que dispone este sector.

Esta primera edición del informe se ha realizado con la información aportada por los estudios de desarrollo andaluces, recabada mediante una exhaustiva encuesta realizada durante 2019.