“Si no saben cuántos han muerto, ¿cómo van a saber los que han salvado?”

García Egea a Iglesias: “Usted ha pasado de los indignados a los enchufados, de los círculos a la poltrona y de politizar el dolor al CNI, ¡Vaya viaje!»

El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, en la Sesión de Control al Gobierno ha subrayado que “el Gobierno asumió en marzo el mando único de la crisis, por lo que la gestión es suya y la responsabilidad también”.

García Egea exige a Iglesias que responda cuántos españoles han muerto por coronavirus y le insta a reflexionar sobre lo que pedía para otros, en otras crisis sanitarias, por un perro sacrificado.

Además, recuerda a Iglesias la frase que solía pronunciar antes de ser vicepresidente y “antes de enchufar a sus amigos por las puertas giratorias o de olvidarse de los que sufren”: “En política no se pide perdón, se dimite”.

En su intervención en el Congreso, subraya que “los mayores no pueden contar con este Gobierno”, como prueba el hecho de que el número dos de Iglesias no les cogió el teléfono e insta al vicepresidente a mirar su móvil porque “seguro que también tiene llamadas perdidas, pero para muchas personas ya es tarde”.

El líder popular, quien ha levantado los aplausos tras sus palabras, mirando a Iglesias a los ojos le indica: “Usted ha pasado de los indignados a los enchufados, de los círculos a la poltrona y de politizar el dolor al CNI, ¡Vaya viaje!».

En el mismo oren, pregunta al vicepresidente si “le ha merecido la pena enterrar todos sus principios por estar ahí sentado”, y le exige que “deje de insultar a la gente que ha trabajado en primera línea contra el coronavirus” y a la Guardia Civil, que “es a quien llama cuando tiene problemas y no a Torra, Rufián o los CDR”.

No deja sin recordar las palabras de Alberto Garzón diciendo que el sector turístico tiene poco valor añadido o de la ministra de Trabajo llamando esclavistas a los agricultores “que se levantan todos los días mucho antes que usted y la ministra para que los alimentos lleguen a la mesa de todos los españoles”.

«¿Quién tiene más valor añadido, los empresarios turísticos que crean miles de puestos de trabajo o el señor Garzón que no ha creado un empleo en su vida?», pregunta.

Para finalizar, acusa al vicepresidente de haberse convertido en “el monaguillo de Sánchez”, pero “Moncloa bien vale una misa, ¿verdad, señor Iglesias?”, concluye.