La Junta dota a Málaga capital de 130 auxiliares de playas

La costa del municipio de Málaga sumará furgonetas, pasarelas, ‘buggies’ y motos acuáticas

La delegada del Gobierno andaluz, Patricia Navarro, ha presentado este miércoles en la playa de la Misericordia de Málaga capital, junto a la concejala de Playas del Ayuntamiento, Teresa Porras, el Plan de Playas Seguras que engloba la contratación de 130 auxiliares para controlar los accesos y aforos y una inversión de 317.00 euros destinada a material y dispositivos de seguridad.

La costa del municipio de Málaga sumará furgonetas, pasarelas, ‘buggies’ y motos acuáticas; «todo un equipo de trabajo que ha venido para quedarse y que será de gran utilidad al Ayuntamiento para los próximos años».

Navarro ha dado la bienvenida a los 130 auxiliares de playa que han comenzado a trabajar «para velar por la seguridad de los visitantes y por el cumplimiento de las normas relacionadas con la enfermedad Covid-19, unas medidas que debemos tener permanentemente en cuenta toda la ciudadanía».

El Plan de Playas Seguras, ha incidido, «es una iniciativa pionera en España impulsada por el Gobierno andaluz que ha destinado en total más de 5 millones de euros para materiales y 34 millones en contratación de personal». Casi 1,5 millones de euros se han dedicado a la adquisición de materiales y dispositivos de seguridad en Málaga «para los más de 100 kilómetros de playas que atesora la provincia».

En ellas se distribuyen 902 auxiliares de playas de un total de 3.004 en Andalucía, «lo que supone que uno de cada tres contratados para estas funciones en la comunidad viene destinado a Málaga, dada la importancia de nuestra provincia en el turismo de sol y playa».

Para estas contrataciones «se ha seguido un procedimiento de emergencia perfectamente reglado», compartido con los órganos de negociación del personal de la administración general, «siendo por tanto riguroso, abierto y pulcro».

En este sentido, ha señalado que entre el personal seleccionado «me consta que se encuentran muchas personas que han perdido sus empleos por culpa de esta crisis sanitaria y que este trabajo, en turno de mañana o tarde, incluyendo todos los fines de semana, va a suponer un alivio para sus economías familiares».

El personal auxiliar estará coordinado por la Jefatura de Servicio del 112 y Protección Civil, concretándose su labor a la información de personas usuarias y el control de accesos y aforos en las playas, para lo que «deben asesorar a los bañistas sobre las normas a seguir, pero en caso de conflicto cuentan con las autoridades y con el equipo de Emergencias de Andalucía».

El personal de nueva incorporación ha sido formado a través de la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía mediante un curso telemático con nociones en materia de protección civil, seguridad, protocolos de intervención en emergencias y normativa Covid-19, entre otras cuestiones.

Con esta iniciativa los 14 municipios malagueños costeros, que forman parte de los casi mil kilómetros del litoral andaluz, «se convierten también este verano en la zona de playa más segura de nuestro país».

«Este Plan de Playas Seguras es un ejemplo de la seguridad del turismo y la creación de empleo como el mejor binomio aplicado por la Junta para generar riqueza y proporcionar bienestar a la ciudadanía», ha sostenido.

Medidas de la Junta

En este sentido ha subrayado las medidas adoptadas por el Gobierno de Andalucía y ha recordado que este martes el Consejo de Gobierno aprobó la iniciativa AIRE y la declaración de interés autonómico de hasta 17 nuevas infraestructuras hidráulicas para paliar los efectos de la sequía en diversas zonas de Andalucía, que sufren actualmente problemas de abastecimiento.

«Todas ellas son actuaciones aprobadas en el marco de la crisis generada por la pandemia, que junto a la contratación de auxiliares para mejorar la seguridad en las playas, generarán en Andalucía más de 28.400 empleos», ha recalcado.

La iniciativa AIRE cuenta en la provincia con un presupuesto de 27,2 millones de euros (8,7 millones en Málaga capital) y es una medida extraordinaria que beneficiará en Andalucía a 19.000 desempleados, con una estimación en la provincia de Málaga de 2.800 personas.

«Necesitamos recuperarnos cuanto antes de este parón en general que ha sufrido la vida, pero también de nuestra economía y el Gobierno andaluz está dispuesto a ponerse al frente de esta reactivación», ha indicado Navarro.

También creará empleo la iniciativa de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, que para la ejecución de las obras de 17 nuevas infraestructuras hidráulicas en Andalucía generarán alrededor de 6.450 puestos de trabajo.

Estas intervenciones, ha añadido, que se desarrollarán entre el año próximo y 2027, permitirán en Málaga el abastecimiento en alta a la zona norte de la provincia y en del Bajo Guadalhorce, así como la mejora de la interconexión de los sistemas Campo de Gibraltar y Costa del Sol.

«En la Junta de Andalucía hemos optado por anticiparnos y actuar con celeridad, proporcionando seguridad al turismo, bienestar a la ciudadanía para la reactivación de nuestra economía», ha continuado, y ha recalcado que están «al lado de los ayuntamientos de nuestro litoral y del interior, porque la crisis ha sido muy dura y sería una temeridad dejar caer en ellos toda la responsabilidad».