«Ha sido muy duro pero ahora toca mirar al futuro y trabajar por la nueva Córdoba»

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha participado en el tercer foro ‘Desde la primera línea’

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha participado en el tercer foro ‘Desde la primera línea’ organizado por el PP de Córdoba y que ha tenido lugar en la tarde de este martes, señalando respecto a la crisis sanitaria que «ha sido muy duro, hemos afrontado en primera línea de batalla una pandemia y las graves consecuencias que nos deja, pero ahora toca mirar al futuro y trabajar por la nueva Córdoba que queremos, con nuevos retos, nuevas medidas, con todos y sin exclusiones, porque Córdoba somos todos».

El foro telemático ha contado con la participación del presidente de los populares de Córdoba, Adolfo Molina, quien ha destacado la labor de Bellido y del resto de alcaldes populares en la provincia al frente de la crisis generada por esa pandemia.

«Los alcaldes populares son la mejor garantía para el bienestar de los cordobeses, son los que primeros en atender las demandas de sus vecinos, los que llegan primero, han estado utilizando los recursos que no tienen a luchar contra el virus y ayudar a las personas que lo están pasando mal; han demostrado capacidad de gestión y liderazgo, han tomado medidas con previsión y anticipándose en muchas ocasiones al propio Gobierno de Pedro Sánchez, con mando único. Es un orgullo para el PP de Córdoba tener alcaldes como José María Bellido, que son ya referentes de gestión en toda España», ha reconocido Molina.

El alcalde de Córdoba ha iniciado su intervención lamentando el escaso apoyo del Gobierno de la Nación en esta crisis del covid-19. «Los alcaldes nos hemos visto totalmente desatendidos por el Gobierno de España, hemos tenido que afrontar esta situación con pocos recursos, muy poca información y en muchos momentos con las manos atadas», ha afirmado. Por el contrario, ha agradecido la atención y la colaboración de la Junta de Andalucía, comenzando por el presidente, Juanma Moreno, «con quien hablo muy a menudo», así como con el consejero de Salud y Familias, el delegado del Gobierno en Córdoba y la delegada de Salud.

Para el regidor cordobés, las graves consecuencias sociales, laborales y económicas que provoca el covid-19 obligan a buscar un nuevo modelo de ciudad marcado por estas nuevas circunstancias. «Trabajamos ya para alcanzar una nueva Córdoba que se va a activar desde el acuerdo y el diálogo, sin exclusiones ni sectarismo, sin enfrentamientos ni divisiones en la sociedad», afirma. «Centramos nuestra acción de gobierno en sumar para impulsar los retos que la ciudad necesita, y ese trabajo ya ha comenzado a dar sus frutos», ha dicho.

El alcalde ha relatado cómo la crisis sanitaria truncó el trabajo que se venía desarrollando para lograr una Córdoba con mayor proyección, referente de grandes citas y con nuevos atractivos. «Hemos tenido que ver cómo 41 vecinos de nuestra ciudad han fallecido por coronavirus y otros muchos han luchado contra la enfermedad con uñas y dientes; eso ha sido lo más duro», comenta Bellido, quien también ha destacado la responsabilidad de la inmensa mayoría de cordobeses que han logrado que la incidencia del coronavirus haya sido más leve que en otras ciudades de España.

Ha recordado las medidas que se han ido tomando desde el Ayuntamiento para afrontar la crisis sanitaria, pues «hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano, hemos trabajado sin descanso para atender y proteger a los cordobeses, y siempre nos quedará la sensación de que no ha sido suficiente».

Bellido ha destacado también el éxito del programa Todos Por Córdoba junto al Banco de Alimentos y organizaciones sociales para el reparto de alimentos de primera necesidad con el que se ha podido llegar a muchos cordobeses que lo estaban pasando mal. «Los mismos que al principio criticaron esta iniciativa, que ha demostrado su validez, ahora piden que se mantenga», ha afirmado.

El alcalde de Córdoba ha remarcado que el gobierno local avanza, trabaja y está preparado para afrontar la crisis social, laboral y económica que ha provocado la pandemia del coronavirus. «Tenemos una herramienta fundamental que hemos consensuado con agentes económicos, sociales y vecinales, el Plan de Choque dotado con 100 millones de euros que vamos a integrar en el tejido productivo y social de la ciudad», ha dicho.

Así, Bellido ha hecho referencia a la aprobación del presupuesto municipal. «Fuimos previsores y eso nos ha posibilitado poner en marcha este Plan de Choque que tiene dos retos fundamentales: proteger a los cordobeses y reactivar el tejido económico y laboral tras el profundo impacto de la crisis sanitaria». En este sentido, según el alcalde, ese Plan de Choque ya ha activado (la semana pasada) 23 millones de euros y es la base sobre la que se va iniciar la recuperación de Córdoba en los próximos meses.

«Nuestra obligación como gobierno municipal de Córdoba es trabajar para que nadie se quede atrás, y para ello vamos a adoptar medidas que consoliden el empleo, con ayudas específicas, y contribuyan a fijar al territorio el tejido productivo de Córdoba», ha explicado el alcalde.

«Tenemos por delante un período de cambio y la ciudad ha de adaptarse a esa realidad; la crisis nos ha golpeado con dureza pero no nos puede paralizar. Mantenemos nuestra hoja de ruta y seguimos trabajando para situar a Córdoba en el lugar que se merece, donde todos queremos que esté y de la mano de todos aquellos que quieran que la ciudad mejore», agrega.

Asimismo, José María Bellido ha vuelto a reclamar al Gobierno de España la posibilidad de que los ayuntamientos puedan utilizar sus ahorros municipales de los últimos años para hacer frente a la crisis económica y social que la pandemia ha traído.

«Los ayuntamientos, con la limitación de financiación que tenemos, hemos tenido que hacer frente al coronavirus y a las consecuencias sociales que ha dejado en muchas familias, hemos dedicado recursos a contener el virus y a atender a muchas personas en situaciones difíciles; somos las administraciones más cercanas a los ciudadanos y quienes mejor conocen la realidad de cada pueblo y ciudad, por eso es de justicia que el Gobierno de Pedro Sánchez nos permita a los ayuntamientos gestionar los remanentes positivos para atender a nuestros vecinos», ha afirmado.