Desmantelan una gallera ilegal y localizan un punto de venta de droga en Almería

La Policía Nacional descubrió los hechos en el transcurso de un operativo destinado al desmantelamiento de una plantación de marihuana en una vivienda

La Policía Nacional ha desmantelado en Almería una gallera clandestina y ha detenido a dos personas de 50 y 54 años, en el transcurso de un operativo destinado al desmantelamiento de una plantación de marihuana en una vivienda, al tiempo que ha localizado un punto de venta de droga regentado por uno de los arrestados que se encontraba anexo al coso de gallos.

Los agentes arrancaron su investigación en diciembre, al tener conocimiento de un posible punto de venta de marihuana y hachís en el barrio de La Chanca, lo que conllevó una serie de vigilancias en los siguientes seis meses en las que los investigadores constataron que, en una vivienda de dos plantas de la calle Valdivia, existía un trasiego inusual de personas.

Con el avance de las pesquisas afloró una segunda construcción, una nave industrial unida con la anterior a través de un corral techado, en la cual existían indicios inequívocos de una plantación de marihuana, según ha descrito la Comisaría en una nota.

Tras el registro del punto de venta de droga, fue intervenida una importante cantidad de dosis de marihuana y hachís, todas ellas dispuestas para su venta, una balanza de precisión, 140 euros en efectivo, una navaja de siete muelles, una pistola del calibre 635 con 41 cartuchos, y una escopeta de perdigones.

En el domicilio de uno de los detenidos, la Policía Nacional halló 1.540 euros en billetes, dos puñales y una navaja de siete muelles.

En el tercer registro llevado en la nave de la calle Rayo, donde se disponía toda la infraestructura necesaria para la prosperidad y proliferación de una plantación de marihuana, fueron intervenidas 76 plantas de marihuana, 10 transformadores, diez lámparas de 600 vatios y un extractor.

Durante el transcurso de las tres entradas y registros, la Policía Nacional descubrió, además, una gallera clandestina.

Entre las construcciones que ocultaban el punto de venta de droga y la plantación de marihuana y, unido a las mismas por medio de un techado metálico, fueron hallados un coso de gallos y una centena de gallos encerrados en jaulas en condiciones pésimas de salubridad.

En concreto, una de estas aves, tras evidenciar haber sido utilizada presuntamente en peleas clandestinas, fue trasladada al Centro Zoosanitario Municipal de Almería, dónde recibió asistencia veterinaria acerca de las lesiones de cabeza, patas, lomo y cola, sobre la amputación de su cresta, y acerca de la falta de plumaje en determinadas partes de su cuerpo.

Los dos arrestados, un hombre de 54 años de edad, y su expareja de 50, ambos con antecedentes policiales, han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Almería en funciones de guardia, acusados de los delitos contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico, tenencia ilícita de armas y maltrato animal.

Maltrato animal

La Policía Nacional ha recordado al respecto que, en el artículo 337 del Código Penal, se castiga con hasta un año de prisión, al que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal doméstico, amansado, o aquel que viva salvaje, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud o lo someta a explotación sexual.

Además, la Convención Europea para la protección de los animales de 13 de noviembre de 1987, ratificada por España en el BOE de 11 de octubre de 2017 destaca en su artículo 4 que «toda persona que posee un animal es responsable de su salud y su bienestar y por ello, le obliga a procurar que las instalaciones, los cuidados y la atención que se dispense al animal tengan en cuenta sus necesidades etológicas, conforme a su especie y a su raza».

La Policía Nacional está lanzando de forma periódica diferentes mensajes a través de sus distintos perfiles en redes sociales, —como @policia en Twitter, www.facebook.com/policianacional o en Instagram— para concienciar sobre el delito de maltrato y abandono de animales, solicitando la colaboración ciudadana para denunciar este tipo de conductas.