3.000 auxiliares vigilarán las costas andaluzas este verano 

El plan de playas seguras arrancó el pasado lunes 15 de junio, cuenta con una inversión de 34,5 millones y convertirá a los arenales de Andalucía en los «más seguros de España»

El Pleno del Parlamento de Andalucía ha convalidado el decreto-ley de la Junta, que impulsa un plan de empleo traducido en la contratación de 3.000 auxiliares durante este verano, para vigilar las costas andaluzas y garantizar playas seguras en el marco de la crisis sanitaria del coronavirus.

En concreto, el Pleno ha convalidado, con los votos a favor del PP-A, Ciudadanos (Cs) y Vox; en contra, del PSOE-A y la abstención de Adelante Andalucía, el Decreto-ley 14/2020, de 26 de mayo, por el que se establecen con carácter extraordinario y urgente medidas para la reactivación del sector de la hostelería, restauración, ocio y esparcimiento, se adoptan las medidas de apoyo a las entidades locales necesarias para contribuir a la apertura de playas seguras y otras medidas económicas, ante la situación de alerta sanitaria generada por el Covid-19.

El plan de playas seguras se puso en marcha este pasado lunes día 15, cuenta con una inversión de 34,5 millones de euros y, según ha defendido el Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos (Cs), convertirá a los arenales de la comunidad autónoma en los «más seguros de España» este verano por las medidas adoptadas para preservar esa seguridad entre los usuarios.

Así, los auxiliares contratados realizarán, entre otras, labores de información del control de acceso y aforo de las playas, velarán por el cumplimiento de las medidas contenidas en el plan de contingencia de cada ayuntamiento, e informarán a los usuarios que accedan a la playa de los avisos y comunicados que se realicen por los órganos competentes en materia de emergencias y protección civil.

Financiación de universidades

Además, el decreto convalidado contempla otras medidas, como «la disminución, mediante modificación presupuestaria, de las partidas de financiación incondicionada de las universidades públicas andaluzas para 2020, minorando por dicha cifra los compromisos contables, y autorizando la utilización del remanente de tesorería de las mismas para el restablecimiento del equilibrio de sus presupuestos o para la realización de inversiones con carácter extraordinario».

La Junta justifica esta medida con el objetivo de «contribuir a la financiación de los gastos en relación con la lucha contra el Covid-19, o para la reactivación económica, social o de fomento de empleo, derivado de dicha crisis sanitaria».

Además, el decreto modifica el Texto Refundido de las disposiciones dictadas por la Comunidad Autónoma de Andalucía en materia de tributos cedidos, aprobado por Decreto Legislativo 1/2018, de 19 de junio.

De esta forma, entre otras cuestiones, aprueba una bonificación del 100% de la cuota trimestral de la tasa fiscal sobre los juegos de suerte, envite o azar, relativa a máquinas recreativas y de azar a que se refiere el artículo 43.2 de dicho texto, devengada entre el 1 de abril y el 30 de junio de 2020.

Asimismo, el decreto contempla una modificación de las bases reguladoras para la concesión de subvenciones para el pago de las comisiones de los avales y de gastos financieros de los préstamos garantizados por los avales prestados por la Sociedad de Avales y Garantías de Andalucía, S.G.R. (Garántia), y por la Junta de Andalucía, con cargo al Fondo Público Andaluz para la Financiación Empresarial y el Desarrollo Económico, incluidas en el Decreto-ley 11/2020, de 5 de mayo.

Por este, se establecen medidas urgentes, extraordinarias y complementarias de apoyo financiero al sector económico como consecuencia de la situación ocasionada por el coronavirus.

De igual modo, entre otras cuestiones, el decreto también autoriza la ampliación en una hora —hasta las 3,00 de la madrugada— del horario máximo de cierre general de los establecimientos de hostelería sin música y con música.

En defensa del decreto, el consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha señalado que son «medidas muy demandadas por el sector turístico» y da «herramientas a los ayuntamientos» ante esta situación.

«El espíritu de este decreto está claro: apurar al máximo las competencias y colaborar con los ayuntamientos para que el sector se pueda recuperar cuanto antes, siempre con la máxima cautela y sin bajar la guardia», ha subrayado.

Así, ha asegurado que este decreto apuesta por la recuperación económica, con medidas propuestas por los propios sectores y los ayuntamientos, a lo que ha pedido se sumen fondos del Gobierno central.

PSOE-A: «Sigue trayendo decretos sin participación»

En el turno de posicionamiento de los grupos, el parlamentario del PSOE-A Manuel Jiménez Barrios ha criticado «la hipérbole» de la Junta para defender su propia gestión «cayendo en cierto ridículo» y ha lamentado que el Gobierno andaluz «siga trayendo decretos sin participación social, sin hablarlo con nadie, sin permitir a los grupos enmendarlos y que engañan a la Cámara».

«El uso de decretos para meter cosas que no tienen nada que ver con el Covid-19 es de bajo nivel democrático. Es el gobierno más opaco», ha subrayado el diputado, toda vez que ha defendido el criterio del Gobierno central para repartir el fondo no reembolsable de 16.000 millones entre las comunidades.

«Chapuza tras chapuza», ha advertido Jiménez Barrios, que ha reprochado que estos decretos se van modificando «una detrás de otro» y ha preguntado «por qué no han dejado a los ayuntamientos contratar a los 3.000 vigilantes de la playa» y ha advertido de que la Junta «se ha olvidado de que el diez por ciento de estos puestos debía ser para puestos de personas con discapacidad».

En nombre de Adelante Andalucía, la diputada Maribel Mora, tras criticar que este decreto nace «obsoleto» en algunas de sus medidas, como el aforo en terrazas de establecimientos hoteleros, ha advertido de que «las ciudades se están convirtiendo en poco habitables» a lo que se suman medidas a favor de la hostelería «mientras no se abren espacios de recreo».

También ha reprochado la forma de acceder a los 3.000 puestos como auxiliares de playa y ha afirmado que «no tiene sentido» que se bonifique al cien por cien la tasa a las máquinas tragaperras «cuando los bares ya están abiertos».

Por parte de Vox, su diputado Eugenio Moltó ha señalado que el sector turístico pide «socorro urgente» a Gobierno central y autonómico a través de un plan específico «como han hecho otros países europeos».

A su juicio, este decreto adopta medidas «positivas» ante los efectos económicos del Covid-19. «Una vez abiertos los establecimientos, son necesarias medidas de apoyo para que los que han reabierto se mantengan, haciendo frente a los pagos con un nivel de facturación por debajo del normal», ha subrayado.

El diputado de Ciudadanos (Cs), Raúl Fernández, ha señalado la necesidad de este decreto para reactivar el sector hostelero y ayudar a los ayuntamientos, especialmente para la reapertura de las playas.

«Este decreto es imprescindible», ha indicado, toda vez que ha apuntado que también viene a ayudar en la liquidez de las familias y las pymes.

Por último, el diputado del PP-A José Ramón Carmona ha saludado que el Gobierno andaluz se preocupe por «lo prioritario» ante esta pandemia, la sanidad y el empleo, y que su gestión ayude a «soportar a pulmón» medidas en esta situación. «No vamos a dejar que caiga el turismo y el empleo», ha subrayado.