Muere Iván Fandiño en Francia tras una cornada mortal en el pulmón derecho

El torero fue trasladado desde la enfermería de la plaza de toros hasta el hospital de Mont de Marsan, donde ingresó cadáver

Iván Fandiño ha muerto en la tarde del sábado tras recibir una cornada en el costado derecho de un toro de la ganadería de Baltasar Ibán en la plaza francesa de Aire Sur L’Adour.

El diestro era original de Orduña, en Vizcaya, y tenía 36 años de edad. Había cortado una oreja en su primer toro de la tarde, en la que compartía cartel con el citado Juan del Álamo y Thomas Dufau. Sin antecedentes taurinos se aficionó a los toros a los 14 años tras destacar como pelotari en su juventud y fue en Llodio (Álava) un 16 de agosto de 1999 cuando se enfundó por primera vez en su vida. En Salamanca debutó con caballos y en Bilbao se convertiría en matador tomando la alternativa en 2005.

La cogida mortal se produjo en el tercer toro de la tarde en un quite a Juan del Álamo. Fandiño perdió el equilibrio tras tropezar con el capote y, tras caer al suelo, el astado empitonó mortalmente al torero en el pulmón derecho. Debido a la gravedad de las heridas, Fandiño fue trasladado desde la enfermería de la plaza de toros hasta el hospital de Mont de Marsan, donde ingresó cadáver. En la ambulancia, el matador sufrió un segundo paro cardíaco que no pudo superar.

El momento culminante de su vida torera lo vivió el 29 de marzo de 2015, cuando se encerró en solitario en la plaza de Las Ventas con seis toros de las llamadas ganaderías duras: Partido de Resina, Adolfo Martín, Cebada Gago, José Escolar, Victorino Martín y Palha. En cada tarde parecía torear siempre hacia adentro para poder sacar todo el arte que llevaba hacia afuera, sin alharacas y sin aspavientos. Triunfador en Madrid y en su Bilbao natal llevaba años viviendo en Guadalajara.