La jerezana Cayetana se despide de Factor X ‘enamorando’ a Laura Pausini

Cuando parecía que pasaría a la siguiente fase Risto la hizo levantar de la silla en detrimento de María Jesús

Se acaba la experiencia de la jerezana Cayetana en factor X, pero no sin antes enamorar a Laura Pausini, Fernando Montesinos y Xavier Martínez, jurados del concurso, con su peculiar manera de ser. Sin embargo, la última palabra la tenía Risto, responsable del equipo de ‘Las chicas’, que acabó dejando a Cayetana sin silla para pasar a la siguiente fase.

Telecinco

En esta fase de ‘Factor X’ los participantes fueron divididos en equipos, donde cada miembro del jurado era el responsable de uno de ellos. Cayetana fue encasillada en el equipo de ‘Las chicas’, donde Risto sería el juez que tendría la última palabra. 12 chicas y sólo cinco sillas para pasar a la siguiente ronda del concurso.

La jerezana actuó en segunda posición y se presentó en el plató tan natural y dicharachera como si se encontrara rodeada de amigos. Tan a gusto estaba Cayetana en el escenario que incluso se arrancó a bailar antes de su actuación. Fue Risto quién le tuvo que recordar que había venido a cantar.

La actitud de Cayetana ‘enamoró’ rápidamente a Laura Pausini, quién repitió en varias ocasiones «la adoro», apuntillando con un «yo la amo a esta tipa». Xavier Martínez, le dijo que era «grande, número 1» e instó a Risto que le diera una silla incluso antes de actuar. Se había metido al jurado en el bolsillo.

Cayetana se presentó en las audiciones con un rap, que en principio no convenció al jurado. Fue entonces, con guitarra en mano y tras una segunda oportunidad de Risto cuando encandiló al jurado.

La jerezana, ni corta ni perezosa, volvió en la ‘fase de las sillas’ con un nuevo rap, de autoría propia, titulado ‘Techo y Comida’. Tras su actuación, Fernando Montesinos alabó a Cayetana: «Me has emocionado, lo has hecho muy bien».

En seguida, Pausini ‘amenazó’ a Risto: «Si no la vas a sentar te voy a dar una pegada». No obstante Risto, no las tenía todas consigo y por el momento dió una silla a Cayetana.

Las malas noticias llegaron luego, cuando le tocó cantar al resto de chicas. Fue María Jesús quién desbancó de su silla a Cayetana, poniendo el punto y final de la jerezana en el programa.

Caye murió con sus ideas y apostó por el rap. A pesar de su prematura despedida, la jerezana dejó un gran sabor de boca entre el jurado, al que encandiló con su personalidad y el cuál lamentó la decisión final de Risto.