Realizan test en todas las residencias con afectados graves y discapacitados

La delegada de Salud ha querido agradecer «la labor que realizan los trabajadores de estos centros residenciales con personas gravemente afectadas y con discapacidad»

La delegada de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Jesús Botella, ha señalado este jueves que la Consejería de Salud y Familias ha realizado test en las 36 residencias de gravemente afectados y discapacitados de la provincia en los que hay más de 950 residentes.

Así lo ha indicado la Administración autonómica en una nota en la que ha señalado que dichas residencias las gestionan entidades como Aproni, Acpacys, Promi, Iemakaie, Prode, Fepamic, Fundación Arjona Valera, Casa Familia San Francisco de Asís, la Asociación para el desarrollo integral de las personas con discapacidad intelectual (Albasur), Hogar Frater SL, Fundación Futuro Singular o algunos ayuntamientos.

En este sentido, Botella ha asegurado que «el objetivo de esta actuación ha sido mantener el seguimiento activo de personas en situaciones crónicas de mayor complejidad y situaciones de vulnerabilidad relacionadas con la dependencia, para prevenir el agravamiento de problemas de salud previos y garantizar la no aparición de problemas colaterales, así como el seguimiento de casos y sospecha de casos de personas afectadas con Covid-19».

La delegada también ha querido agradecer «la labor que realizan los trabajadores de estos centros residenciales con personas gravemente afectadas y con discapacidad y la dedicación y el interés de los profesionales sanitarios de referencia, con quienes han formado equipos ágiles y efectivos para atender, asesorar y colaborar en el abordaje de los problemas de salud que pudiesen surgir a tenor de la situación provocada por la aparición y extensión del Covid-19».

Además, la responsable de Salud y Familias ha asegurado que «estas instituciones han actuado siempre con eficacia y siguiendo los protocolos establecidos por la Consejería de Salud y Familias para garantizar los cuidados de los ciudadanos institucionalizados en los mismos».

De esta manera, Botella ha indicado que «desde el minuto cero la mayor preocupación de la Junta de Andalucía en esta crisis sanitaria han sido y son las personas que más necesitan nuestra atención y cuidado, por ser especialmente vulnerables a la enfermedad, su bienestar y su salud y, por supuesto, prestarles el apoyo y los recursos que sean necesarios, porque más que nunca necesitan que seamos ágiles en responder a sus necesidades».

Asimimsmo, la delegada ha hecho hincapié en que «esta actuación redundará en un mayor bienestar de los residentes y de sus familias, ambos pilares fundamentales en la gestión de este gobierno»

En cuanto al material entregado estas instituciones, la responsable territorial de Salud y Familias de Córdoba ha señalado que desde finales del mes de marzo la Junta de Andalucía «ha repartido más de 15.000 mascarillas quirúrgicas para proteger la salud y seguridad tanto de los residentes como de los trabajadores que los cuidan para hacer frente común en la lucha contra el coronavirus Covid-19».