Piden a la ciudadanía de Málaga no tirar toallitas al inodoro

Diputación de Málaga avisa del aumento de atascos en desagües

La Diputación de Málaga, a través del Área de Medio Ambiente, ha pedido a la ciudadanía que continúe reciclando correctamente los residuos domésticos y, especialmente, las toallitas húmedas que no deben desecharse por el inodoro.

Así, el diputado de Medio Ambiente y Turismo Interior, Cristóbal Ortega, ha alertado del «notable incremento de la presencia de toallitas en las redes de saneamiento debido al confinamiento que obliga a la mayoría de las personas a permanecer en sus hogares».

Las toallitas húmedas, han recordado, no son biodegradables y tampoco se descomponen. Además de provocar atascos en la red de saneamiento, como baños y desagües, pueden ocasionar averías en los elementos de bombeo de las aguas residuales, así como problemas de operación y mantenimiento en las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR).

Asimismo, en su recorrido, se deshilachan, trenzándose entre sí y provocando efectos más perjudiciales aún, ha hecho hincapié Ortega, quien ha incidido, en un comunicado, en que uno de los grandes perjudicados por esta mala práctica es la fauna marina malagueña.

El diputado provincial ha puesto como ejemplo que, en años anteriores, el Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas del Aula del Mar ha soltado varias tortugas bobas, de unos 60 kilos aproximadamente, que habían ingerido plásticos y toallitas y que han tenido que permanecer casi un año recuperándose en ese centro.

Ha recordado que la institución provincial ya puso en marcha en 2017 la campaña ‘Libérate de atascos’ que incidía en los efectos negativos sobre el medio ambiente y se centraba en los perjuicios económicos que puede ocasionar en los hogares por atascos de los desagües.

Por todo ello, Ortega ha apelado al civismo de los ciudadanos y ha recordado que además de atascar las instalaciones de los domicilios, «lo que ocasionaría un problema económico para acometer la limpieza de los atascos domésticos, arrojar las toallitas al inodoro consume tiempo y recursos para llevar a cabo el mantenimiento de las redes y solucionar averías especialmente en el estado de alarma».