Los negocios cordobeses cerrados no abonarán la tasa de recogida de residuos

El presidente provincial ha subrayado que intentan «paliar los efectos de la pandemia en el tejido económico, algo que seguiremos haciendo con cuantas medidas sean necesarias»

El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, ha anunciado este viernes 17 de abril que los contribuyentes de la provincia que desarrollen actividades económicas o profesionales que se hayan visto suspendidas por la declaración del Estado de Alarma estarán exentos de abonar a la Empresa Provincial de Residuos y Medio Ambiente SA (Epremasa) la tasa de recogida de residuos sólidos urbanos mientras permanezcan cerrados al público.

En este sentido, el máximo representante de la institución provincial ha explicado que «he firmado un decreto en el que he solicitado a la Epremasa que proceda a cuantas acciones sean pertinentes para la reducción en el importe de las tarifas durante el período al que afecte la suspensión decretada de su apertura al público».

«Esto quiere decir que todos los comercios y empresas que durante este Estado de Alarma han tenido obligatoriamente sus negocios cerrados, no tendrán que pagar ese tiempo las tasas de Epremasa», ha señalado.

Con esta nueva medida, ha subrayado el presidente provincial, «seguimos trabajando para intentar paliar los efectos de la pandemia en el tejido económico de nuestra provincia, algo que seguiremos haciendo con cuantas medidas sean necesarias».

El presidente de la Diputación ha abundado en que «el Estado de Alarma ha traído consigo la merma en la actividad económica, de manera más acusada en los profesionales y comerciantes que no pueden desarrollar su actividad; por ello, en apoyo de este sector también hemos sacado una convocatoria de ayudas a los autónomos, un sector económico clave para nuestra provincia».

En este sentido, ha proseguido Ruiz, desde el Instituto Provincial de Desarrollo Económico (Iprodeco) «hemos puesto a disposición de los autónomos de nuestra provincia casi un millón de euros en ayudas, algo por lo que hemos recibido el reconocimiento de todo el sector», ha manifestado.

Esta actuación se suma a otras llevadas a cabo por la institución provincial desde la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno central.

Así, Ruiz se ha referido a «la desinfección de las residencias de ancianos tanto públicas como privadas de la provincia y otros espacios sensibles, al reparto de hipoclorito y gel hidroalcohólico por los municipios, planes de emergencia alimentaria o las actuaciones de desinfección llevadas a cabo por bomberos del Consorcio Provincial a solicitud de los ayuntamientos», entre otras.

La Ordenanza Provincial de Residuos recoge que la gestión de las tarifas se puede realizar por dos vías. Un cauce es que Epremasa se encargue de la gestión, siendo en este caso el Instituto de Cooperación con la Hacienda Local (ICHL) el organismo encargado de tramitar los recibos.

Otra posibilidad es que sean los ayuntamientos los encargados de gestionar las tasas, como ocurre en los ayuntamientos de Torrecampo, Los Blázquez, Fuente Obejuna, Montalbán, Villaharta y Santa Eufemia.