«Los cristianos no tienen miedo a la muerte»

El obispo de Córdoba destaca que frente al Covid-19 se sitúan la ciencia y también la fe de los cristianos

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha destacado que, para hacer frente a la pandemia del coronavirus Covid-19, se sitúan, por un lado, la ciencia, representada a través del personal sanitario, y por otra parte está la fe, sustentada en los cristianos, que no tienen miedo a la muerte.

En este sentido y en su carta semanal, recogida por Europa Press, Demetrio Fernández ha recordado que, en «las circunstancias actuales del coronavirus mueren muchas personas, pero además es toda la población la que vive con un miedo terrible en su corazón», ya que «están pillados terriblemente por este miedo a la muerte».

Pero, según ha argumentado el obispo, no puede olvidarse que «Cristo resucitado nos libra del miedo a la muerte», de manera que «cada uno debe aportar lo que tiene en este momento de crisis», es decir, «el personal sanitario aporta su trabajo infatigable, con grave riesgo para su vida», lo mismo que «otras muchas personas están dando su vida de manera admirable».

La pregunta que hay que hacerse, a continuación, según ha resaltado Demetrio Fernández, es «qué podemos aportar los cristianos», y la respuesta es que «podemos aportar nuestra fe vivida, el testimonio de Cristo resucitado, que nos libra de la muerte y del miedo a la muerte».

En consecuencia, «además de todos los recursos humanos, económicos, científicos y técnicos, tan necesarios en este momento» para combatir al Covid-19, «los cristianos damos lo que tenemos y que nadie más podrá dar: la fe en Cristo resucitado», para llenar el «corazón de paz y de alegría en medio de las pruebas», ya que «la certeza de la resurrección hace que la persona humana no sea un ser para la muerte, sino para la vida. Ahí está el secreto de la esperanza, para mí y para todos».