El Gobierno controlará los precios de las mascarillas, geles y guantes

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha lamentado que algunos fabricantes que han optado por subir los precios de estos materiales sanitarios para «enriquecerse»

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha asegurado que el Gobierno va a controlar, de forma «inminente», el precio de las mascarillas, geles y guantes, dado que se ha incrementado de forma importante tras la declaración del estado de alarma por el coronavirus.

En una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, Garzón ha lamentado que a raíz de esta crisis sanitaria haya habido sectores «muy minoritarios» que hayan demostrado «lo peor» como, por ejemplo, los fabricantes que han optado por subir los precios de estos materiales sanitarios para «enriquecerse» a costa del miedo de los ciudadanos.

Y es que, tal y como ha señalado, son productos que antes de la pandemia por el coronavirus varían 60 céntimos y en la actualidad cuestan entre 15 y 20 euros. Un elevado precio que, por ejemplo en familias con cuatro personas, puede suponer un gasto de unos 100 euros. Por ello, ha asegurado que de forma «inminente» el Gobierno va a controlar el precio.

«Determinados actores del sector de guantes geles y mascarillas han optado por subir los precios y enriquecerse a costa del miedo y de la necesidad de los ciudadanos, provocando un problema importante para algunas familias. Por tanto, es inminente que haya un control claro y dijo de los precios de mascarillas y otros productos sanitarios», ha dicho el ministro de Consumo.

Dicho esto, Garzón ha asegurado que el objetivo del Gobierno es garantizar que «todas» las medidas de seguridad establecidas para evitar la transmisión y propagación del virus se puedan cumplir, tanto por parte de los ciudadanos como por parte de las empresas.

«Puede haber mucha gente que considere que está bien, que no tiene síntomas, pero quizás es uno de los casos asintomáticos que pueden contagiar y extender el virus. Por eso es muy importante que todos actuemos con responsabilidad y, afortunadamente, en España lo estamos haciendo», ha recalcado el ministro.