El aeropuerto de Jerez comenzará a recibir vuelos bajo demanda 

El aeródromo jerezano se una así a los de Almería y Granada, que son los que operan de este modo en Andalucía

El aeropuerto de Jerez de la Frontera (Cádiz) se encuentra entre los 12 aeropuertos regionales que están ya cerrados y sólo operan bajo demanda, cuando una compañía aérea lo solicita para realizar alguna operación, según informó la secretaria general de Transportes, María José Rallo.

El aeropuerto de Jerez permanecía abierto desde el pasado 24 de marzo solo para emergencias, no estando disponible para pasajeros. Ahora, según la secretaria general de Transportes, es uno de los que pasa a operar bajo demanda, como se encuentra el de Granada desde comienzos del mes de abril.

En este sentido, cabe recordar que el aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén está operando, como estaba programado con antelación, dos vuelos con Barcelona (uno de llegada y otro de salida) los viernes, domingos y lunes, si bien no ha atendido ningún otro desde que empezara a funcionar a demanda de las compañías.

Así, el aeródromo ubicado en Chauchina, en el área metropolitana de Granada, ha puesto en servicio sus instalaciones para atender, hasta el momento, esos seis vuelos, con los que la dirección ya contaba con antelación, ya que su programación viene siendo fija desde hace varias semanas.

Por su parte, el aeropuerto de El Alquián de Almería, desde el cierre de la terminal el pasado 24 de marzo no ha registrado vuelos por parte de ninguna compañía aérea puesto que no se han programado nuevos vuelos comerciales desde entonces, si bien entre el 24 y el 31 de marzo se atendieron otros pequeños vuelos que dieron lugar a 23 operaciones.

Ahora, el aeródromo jerezano ha pasado a estar en la misma situación que los de Granada-Jaén y Almería, por lo que sólo estará operativo cuando una aerolínea solicite expresamente realizar una operación de aterrizaje o despegue desde sus instalaciones, una petición que tendrá que realizar con al menos tres horas de antelación, según detalló Rallo.

Se trata de una de las medidas que Aena está tomando para reajustar la capacidad de la red de aeropuertos al desplome de la actividad que el transporte aéreo registra desde que se declaró el estado de alarma para contener el virus, por la que, en el caso de Madrid y Barcelona, ya procedió a cerrar todas sus respectivas terminales salvo una.