Andalucía «ruega» al Gobierno un plan nacional de desescalada del confinamiento

Desde la Junta piden que el Gobierno no decida por sí mismo una cuestión que afecta a 50 millones de personas y con una situación diferente en cada comunidad autónoma

El Gobierno andaluz ha reclamado este viernes al Ejecutivo nacional que elabore un plan nacional de desescalada del confinamiento, en consenso con las comunidades autónomas.

Así se ha pronunciado el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, en una rueda de prensa telemática desde el Palacio de San Telmo, tras la reunión que ha mantenido, como cada viernes, con los grupos parlamentarios para analizar la situación del coronavirus en la comunidad.

Ha indicado que ante los distintos anuncios, noticias o «bulos» que se están produciendo en estos días en relación con un calendario de desescalada del confinamiento, desde el Gobierno andaluz quieren rogar al Ejecutivo nacional que se elabore un plan nacional de desescalada acordado con los presidentes de las comunidades autónomas, porque eso es «lo razonable y de sentido común».

Este un asunto que, según el vicepresidente, se debe debatir en el seno de la Conferencia de Presidentes que se convoca todos lo domingos y que no puede seguir siendo un «café», donde Pedro Sánchez da cuenta de las decisiones que toma el Gobierno y que con anunciadas un día antes.

Ha recalcado que las comunidades tienen que ser partícipes de la elaboración de ese plan nacional de desescalada del confinamiento relativo tanto a la actividad como a la sociedad civil.

En su opinión, esto no puede ser que el Gobierno de España decida por sí mismo una cuestión que afecta a 50 millones de personas y con una situación diferente en cada comunidad autónoma.

·El Gobierno andaluz cree que todos debemos salir al mismo tiempo, pero es consciente de que el mando único tiene la potestad», según ha señalado Marín, quien ha agregado que fue el Gobierno central el que decidió el confinamiento en todo el país y ahora tendrá que decidir qué planteamiento hace para la desescalada.

Ha insistido en que se tiene que abordar por acuerdo en el seno de la Conferencia de Presidentes y no con anuncios de determinados ministros en comparecencias ante los medios de comunicación. Para Marín, no se pueden tomar medidas «unilaterales que confunde a la gente y confrontan a unos españoles con otros españoles».

De otro lado, Juan Marín ha insistido en la necesidad de que el Gobierno central convoque de manera inmediata una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera para que los consejeros de Hacienda de las comunidad trasladen la realidad de sus territorios y las necesidades de financiación.

Ha señalado que Sánchez y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, deben entender que para afrontar todos los gastos derivados de esta crisis del coronavirus, el Ejecutivo nacional tiene que hacer una «cuenta aparte» y no se debe tirar del dinero de las comunidades como está ocurriendo con las partidas de las políticas activas de empleo.

Ha planteado al Ejecutivo nacional que devuelva a las comunidades esas partidas para las políticas activas de empleo y que, en el caso de Andalucía, suponen 430 millones.