La falta de acierto condena al Baloncesto Xerez CD en Peñarroya

El conjunto jerezano, muy mermado por las bajas, no pudo obtener un resultado positivo pese a alcanzar una ventaja de siete puntos

El pasado sábado, el Xerez CD se enfrentaba a Multiópticas Peñarroya, que se encontraba con 9 victorias y 5 derrotas. De nuevo el equipo jerezano volvió a dar muestras de poder ganar el encuentro, pero en los momentos decisivos de rematar volvía a desfallecer.

El BXCD se presentaba con un equipo muy mermado por las bajas, prácticamente viajaba con un equipo de circunstancias. La más destacada, la de Abraham Silva, jugador que estaba promediando unos 20 puntos por encuentro, aunque no eran menos importantes las de Miguel Ángel Fuentes, pilar fundamental del juego interior azulino, la de Pablo Martínez, o la de Antonio Herrera, que tampoco viajaron con el equipo.

Además, tanto Dani Monge como Javi Abad, jugaban a medio gas debido a no encontrarse al 100% de sus recientes lesiones. Con todo lo descrito, José María Berenguer contaba con 9 jugadores de la plantilla habitual, (2 de ellos tocados), y el junior Alejandro López Ruiz, convocado para este encuentro como reconocimiento a su gran trabajo realizado con el equipo de la cantera.

Arrancó el partido con un gran juego de los xerecistas, que mantuvieron el tipo durante todo el periodo, y desde que cogió el dominio con 5-6 en el primer minuto y medio de partido, demostró más superioridad, llegando a dominar a su rival hasta de 6 puntos (13-19) en el ecuador del cuarto, para acabar 5 arriba al final del mismo.

En el segundo periodo, el Xerez CD arrancó con la canasta inicial, consiguiendo así su máxima diferencia a favor, 7 puntos (21-28), del encuentro, para acabar cayendo en un pozo del que ya no pudo salir.

Las riendas del encuentro las tomó el equipo local, y con un Xerez muy fallón y noqueado en su rincón, dio todo un recital y atizó un contundente 27-9 al equipo jerezano, que pasaba de dominar de 7 a acabar 11 abajo en solo 10 minutos que dura un cuarto.

Tras el periodo de descanso, el equipo jerezano despertó e intentó quitarse el lastre de 11 puntos adquirido en el cuarto anterior. A 45 segundos de acabar el periodo, los azulinos conseguían arañar canasta a canasta hasta colocarse a solo 5 (60-55), pero de nuevo un triple final de los cordobeses quitaban la zanahoria de la boca a los jerezanos, para dejar el electrónico con los locales ocho arriba pese a perder el cuarto.

En el último cuarto, el equipo peñarriblense aprovechó que los jerezanos continuaban con unos porcentajes de tiro paupérrimos y torpedeaban la línea de flotación de los xerecistas consiguiendo una distancia de 17 puntos a favor (74-37) en el ecuador del periodo.

Pese a la insistencia por recortar la diferencia, el Xerez remaba contracorriente contra un equipo local que sólo tuvo que dosificar la diferencia ante un equipo visitante con la gasolina agotada y sin armas para poder conseguir el asalto a la fortaleza cordobesa.

Resultado final: 85-74