Un pueblo de Jaén es el más contaminado de Andalucía

Villanueva del Arzobispo prohíbe la quema de biomasa leñosa y serrín prensado procedentes de leña de cualquier sistema de calefacción doméstica

El alcalde de Villanueva del Arzobispo, Gabriel Fajardo, un pequeño pueblo de la comarca de Las Villas, en la sierra jienense, ha decidido poder coto al uso de chimeneas y estufas en el municipio para evitar superar las emisiones de partículas superiores a las establecidas por la Unión Europea, frenar la contaminación y evitar las multas millonarias que suele poner en estos casos.

Por ello, se ha emitido un bando en el que se ha prohibido la quema de biomasa, leñosa y serrín prensado procedente de leña de cualquier sistema de calefacción doméstica (chimeneas y estufas) y calderas que tengan unas emisiones de partículas superiores a las establecidas por la Unión Europea.

Y todo ello después de que Villanueva del Arzobispo haya comenzado el 2020 en el podio de los municipios más contaminados de España, tras Madrid y Barcelona, superando en varios días el nivel de partículas permitido.

Por ello, desde el consistorio villanovense ya se prohíbe, en todo el Término Municipal, la quema de rastrojos, matorral, pastos, maleza, restos de poda y de cualquier otro tipo de residuo; Encender hogueras o fuego a cielo abierto; La utilización de material pirotécnico sin la debida autorización; Arrojar fósforos o colillas y/o abandonar objetos en combustión o cualquier clase de material susceptible de originar un incendio.