¿Qué es el polémico ‘pin parental’ que quiere implantar Vox?

Con esta medida, los padres pueden limitar la participación de los alumnos en ciertos talleres en los colegios e institutos

Esta medida que colapsa la actualidad política en España ha sido impulsada por Vox en la Región de Murcia, viéndose rodeada de una gran controversia ya que esta medida podrá otorgarle la potestad a los padres de decidir sobre los talleres en los que quiere que participe su hijo durante las actividades escolares.

Según Vox: «es una solicitud que va dirigida a los directores de los centros educativos» para que informe previamente, «a través de una autorización expresa sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones morales socialmente controvertidas o sobre la sexualidad, que puedan resultar intrusivos para la conciencia y la intimidad de nuestros hijos» para que los progenitores puedan conocerlas y analizarlas de antemano, «reflexionar sobre ellas y en base a ello dar mi consentimiento o no, para que nuestro hijo asista a dicha formación».

De esta manera, los padres pueden limitar la participación de sus hijos en ciertos talleres, sobre todo los relacionados con la sexualidad, que son los más remarcados por la formación de Abascal.

«Esta medida es necesaria ante el evidente adoctrinamiento en ideología de género que sufren nuestros menores en los centros educativos, en contra de la voluntad y contra los principios morales de los padres, a través de contenidos curriculares en asignaturas, actividades tutoriales, talleres y clases sobre ideología de género», remarcaba Vox argumentando a favor de esta medida.

Sin embargo, lejos de que esta medida pasase desapercibido, ha causado un gran revuelo entre las principales instituciones que recurrirán ante la iniciativa.

Por su parte, el Ministerio de Educación y Formación Profesional recurrirá por vía judicial cualquier iniciativa que tenga la intención de imponer el ‘pin parental’ en los centros educativos, al ser «una censura previa» por parte de los padres a las actividades programadas para el desarrollo de los alumnos en los colegios.

Asimismo, los colectivos LGTBI han considerado que esta medida supone privar a los menores de su derecho a conocer la realidad.

Además, los colectivos y sindicatos de Murcia defienden que esta medida contraviene, entre otras, la Ley de Igualdad Social LGTBI de la Región de Murcia, la legislación sobre violencia de género de la Región de Murcia, la Ley Orgánica de Igualdad entre Hombres y Mujeres, la Constitución y la Convención de los Derechos del Niño.