Detenida una trabajadora de un hogar por robar más de 3.000 euros en joyas

La presunta autora del delito utilizó a un conocido con minusvalía psíquica para vender las joyas más reconocibles

La Guardia Civil de la comarca de Los Alcores ha detenido este viernes 17 de enero a una mujer como presunta autora de un delito continuado de robo con fuerza. La trabajadora es acusada de sustraer joyas valoradas en 3.000 euros de la caja fuerte de la casa donde trabajaba.

Según informa el Instituto Armado, la investigación se inició a raíz de una denuncia recibida el pasado 14 de diciembre por un supuesto delito de robo con fuerza en las cosas de joyas valoradas en unos 3.000 euros que se encontraban en una caja fuerte de una vivienda.

Tras inspeccionar el lugar y comprobar que no se había forzado la entrada de la casa, los agentes dirigieron las sospechas a alguien del entorno. También se realizaron consultas en joyerías y se averiguó que una persona que trabaja en la casa había vendido bastantes joyas desde el pasado verano, todas ellas comunes, de difícil identificación y sin grabaciones ni nada destacable.

Los investigadores continuaron buscando joyas con las características de las denunciadas y consiguieron encontrar en un establecimiento ‘compro oro’ una medalla con el nombre de la denunciante, que la reconoce como suya sin ningún género de dudas.

Además los agentes averiguaron que la persona que acudió a la tienda también había vendido otras joyas reconocibles por la denunciante y sospechan que estaba siendo utilizada por otra persona, ya que posee una minusvalía psíquica del 75 por ciento.

Finalmente, los agentes consiguieron demostrar que la persona con minusvalía había sido utilizada por su vecina y conocida, que trabajaba en la casa de la denunciante, la cual fue la persona que sustrajo las joyas de la caja fuerte. Su modus operandi era vender ella las joyas comunes e irreconocibles y pedir a su vecino con minusvalía psíquica que vendiese las que eran más fáciles de identificar.

Aunque la víctima ya sospechaba desde el mes de diciembre, los robos habían comenzado varios meses atrás, más concretamente, en el mes de junio. Una vez concluida la investigación, se procedió a la detención de la mujer por un supuesto delito de robo con fuerza en las cosas.