Descubren una vivienda en Almería con un cultivo indoor de marihuana en su interior

La denominada ‘Operación Lefeplan’ está enmarcada dentro de las actividades que la Guardia Civil

La Guardia Civil de Almería ha detenido a dos vecinos de Roquetas de Mar como presuntos autores de los delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico e hídrico y ha desmantelado así un punto de venta de droga en una vivienda. Además, uno de ellos ha sido detenido también por un presunto delito de malos tratos dentro del ámbito familiar.

La denominada ‘Operación Lefeplan’ está enmarcada dentro de las actividades que la Guardia Civil, según ha informado en un comunicado, desarrolla en la provincia, en materia de seguridad ciudadana y para erradicar el cultivo, elaboración y distribución de sustancias estupefacientes.

Agentes de la Guardia Civil, en su labor preventiva, inició una investigación en un barrio de Roquetas en el que, a través de las diferentes técnicas operativas de investigación para la lucha contra el tráfico de estupefacientes, detectaron una elevada actividad en uno de los inmuebles, que finalmente confirmaron como lugar de cultivo, venta y consumo de drogas.

Paralelamente, durante el desarrollo de la investigación conocieron que en dependencias oficiales una víctima de un delito de malos tratos en el ámbito familiar había denunciado a su pareja y que el lugar donde ocurrieron los hechos concordaba con la vivienda que estaba siendo objeto de investigación.

La Guardia Civil inspeccionó y registró la vivienda y localizó en una de las habitaciones una instalación rudimentaria que sustenta un cultivo indoor de marihuana (Cannabis sativa) de 106 plantas y en la inspección los agentes hallaron otra habitación, 64 gramos de cogollos ocultos en dos envases de cristal y numerosas dosis de marihuana dispuestas para su venta y consumo, así como numeroso material de envasado e instrumental de precisión.

Además, comprobaron la existencia de un total de nueve enganches ilegales a la red eléctrica y uno al suministro hídrico, que han sido neutralizados por personal técnico de Endesa e Hidralia.

Finalmente, esta operación ha permitido desmantelar un activo punto de venta de droga, la intervención de 106 plantas de marihuana, 64 gramos de cogollos, 60 dosis de marihuana preparada para su consumo y diverso material utilizado para maximizar el rendimiento de la plantación.

Por todo lo anterior, los agentes detuvieron a A.R.S. y J.G.G.P. como presuntos autores de los delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico e hídrico y además a J.G.G.P. como presunto autor de un delito de malos tratos dentro del ámbito familiar.

Las diligencias instruidas junto con los efectos intervenidos y los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Roquetas de Mar (Almería).