Semana de calor y cielos despejados en Andalucía. En este contexto, Andalucía empieza la tercera semana de noviembre con una situación anticiclónica que propiciará que suban levemente las temperaturas. Y además que los cielos se mantengan despejados.

Así lo ha reseñado en declaraciones a Europa Press el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Andalucía, Ceuta y Melilla, Luis Fernando López Cotín, quien ha destacado que las temperaturas se mantienen suaves, con un calor algo reseñable para esta época del año.

La previsión de la Aemet para este martes es de cielos poco nubosos o despejados, con calor, intervalos de nubes bajas matinales en el litoral, bajo Guadalquivir y Sierra Morena, así como brumas y bancos de niebla matinales, algo que ha ocurrido este mismo lunes en Sevilla. Temperaturas mínimas sin cambios en el litoral y en descenso en el interior; máximas en descenso en la vertiente mediterránea y sin cambios en el resto. Vientos de levante en el litoral mediterráneo y el Estrecho de Gibraltar y variables flojos en el resto.

Precedente de lluvias

Al margen de esta situación de calor y cielos despejados, la última borrasca de lluvia y viento que afectó a Andalucía ha ocasionado el corte total de diez carreteras en las provincias de Sevilla, Málaga, Almería y Cádiz, que permanecen cortadas completamente en distintos tramos.

En el caso de la provincia de Sevilla, la crecida del río Blanco a su paso por El Rubio ha provocado el corte de la carretera SE-8202 desde el kilómetro 1, en Osuna al 16.9 en El Rubio, así como varios caminos secundarios en torno al cauce de río. Y es que el río Blanco ha sobrepasado su cauce de forma considerable tras llover con fuerza en toda la Sierra Sur de Sevilla, alcanzando en algunas zonas los cien litros por metro cuadrados.

Cortes de carreteras

Según han informado la DGT y el 112, en Sevilla están cortadas también la carretera SE-485 a la altura de Aguadulce, desde el kilómetro cero al cuatro; la SE-9205 desde el kilómetro cero en Aguadulce al 12 en El Rubio, y la A-388 a la altura de Écija, desde el kilómetro cero al cuatro. Por su parte, en la provincia de Málaga están cortadas la A-7282 a la altura de Antequera, desde el kilómetro cero al 10; la MA-7304 a la altura de Igualeja, desde el kilómetros 4 al km 6; la MA-6406 en el kilómetros 2.5 y la MA-6404 en el km cero, en Teba.

Corte a la altura de Roquetas

Por su parte, está cortada la N-340 a la altura de Roquetas de Mar (Almería), desde el kilómetros 431 al 433 la también localidad almeriense de Almería, y la CA-9104 a la altura de Grazalema (Cádiz), entre el kilómetro 2 al 3. La borrasca ha ocasionado hasta el mediodía un centenar de incidencias, la mayoría concentradas en las provincias de Málaga (74) y Huelva (18).

Caída de ramas

Los principales avisos en Málaga han sido por caída de ramas, de árboles, cornisas y mobiliario urbano, así como incidencias de tráfico en carretera provocadas por el desprendimiento de ramas, señales o contenedores. La delegada de la Junta en Huelva, Bella Verano, pasó a fase de preemergencia del plan ante el riesgo de inundaciones a las 23:14 horas del miércoles, y ha vuelto a la normalidad poco antes del mediodía de este jueves.

En Cádiz se han producido cuatro incidencias en La Línea de la Concepción por la anegación de una calle debido a obstrucción en el alcantarillado, salidas de agua del alcantarillado público, daños en el techo del baño de una vivienda y la caída de un poste de luz sobre unos cables eléctricos. El 112 también ha coordinado incidencias en Zahara de la Sierra por la caída de señalización y en Jimena de la Frontera por ramas de árbol en medio de la vía.