Persiguen y cazan a un hombre cargado con garrafas de gasolina. Agentes de la Guardia Civil han detenido en Punta Paloma, en Tarifa (Cádiz), tras una persecución por mar, a uno de los tripulantes de una embarcación semirrígida por los delitos de contrabando, resistencia y desobediencia grave a agente de la autoridad. La embarcación iba cargada con garrafas de gasolina de las usadas para repostar a otras narcolanchas.

Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, los hechos se inician en la tarde de este domingo cuando una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil divisó una embarcación semirrígida con dos motores y cargada de garrafas de gasolina.

Al poco tiempo de iniciarse la persecución se incorporó también un helicóptero del Servicio Aéreo de la Guardia Civil. Así, entre los tripulantes de la embarcación y del helicóptero consiguieron que la semirrígida se dirigiera a tierra a toda velocidad. Y que sus tripulantes huyeran a pie.

Posteriormente uno de sus tripulantes fue detenido por la tripulación del helicóptero escondido entre los matorrales cerca de la costa; siendo detenido por el delito de contrabando y por el de resistencia y desobediencia grave a agente de la autoridad; mientras que la embarcación y las garrafas de gasolina fueron incautadas y puestas a disposición de la Autoridad Judicial.

Otros robos relacionados con el tráfico de drogas

Agentes de la Guardia Civil han detenido a tres personas como presuntos autores del robo de motores de narcolanchas cuando se encontraban requisados en el deposito judicial de Conil de la Frontera (Cádiz), según han indicado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil.

Los hechos se produjeron sobre las 21,15 horas, cuando los detenidos fueron sorprendidos en el momento en el que intentaban perpetrar el robo. Los detenidos intentaron llevar a cabo la sustracción por el método del escalo.

Finalmente, los agentes recuperaron los motores robados de las narcolanchas. La investigación continúa abierta para esclarecer los hechos e investigar otros presuntos implicados.

El depósito se legalizó el pasado mes de septiembre 

La Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local sacó a licitación el contrato para poner en marcha el depósito judicial del Campo de Gibraltar que, como novedad, incluye la recepción de las llamadas ‘narcolanchas’; tras haber llegado a un acuerdo con la Agencia Tributaria para incluir este tipo de embarcaciones. El presupuesto es de casi un millón de euros durante tres años, prorrogables.

Según ha explicado la Junta en una nota, el pliego de condiciones detalla que el adjudicatario deberá prestar los servicios de recogida, transporte, depósito, custodia y entrega o destrucción en su caso; de los tipos de vehículos y determinados tipos de embarcaciones considerados efectos judiciales y vinculados a expedientes tramitados por los órganos judiciales pertenecientes a los partidos judiciales de Algeciras, La Línea de la Concepción y San Roque, durante el tiempo que estipule la autoridad judicial.

Se trata de vehículos a motor como automóviles, ciclomotores, motocicletas, autocaravanas, camiones, autobuses, furgonetas; y demás vehículos definidos como tales por el Reglamento General de Vehículos.

Igualmente, el contrato comprende las embarcaciones que tengan la consideración de género prohibido, definidas en el Real Decreto-ley 16/2018, de 26 de octubre; por el que se adoptan determinadas medidas de lucha contra el tráfico ilícito de personas y mercancías.