Agentes de la Guardia Civil ha procedido a la explotación de la operación denominada ‘Sonatine’, por la que se investigaba el presunto blanqueo de capitales correspondiente a la organización criminal del narcotraficante sanluqueño conocido como ‘El Tomate’. Así, han sido intervenidos más de 2,5 millones de euros entre sociedades mercantiles; bienes inmuebles; dinero en efectivo; barcos de pesca; cuentas bloqueadas; y vehículos intervenidos, además de poner a disposición judicial a diez personas, el cabecilla de la organización y nueve familiares que se prestaban como hombres de paja y testaferros para camuflar los bienes de la organización.

Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, esta operación se inició como consecuencia de la Operación ‘Candela’, en la que se desarticuló una organización criminal dedicada a la introducción de hachís en España desde Marruecos por vía marítima mediante el uso de embarcaciones nodrizas que operaba en el estuario de río Guadalquivir.

Se detuvieron al cabecilla apodado ‘El Tomate’ y a 35 miembros más de esta organización, además de intervenir más de 7.700 kilogramos de hachís. En los registros practicados tanto en domicilios como en naves industriales y fincas de la desembocadura del río Guadalquivir, se incautaron siete embarcaciones; ocho armas de fuego, entre ellas una pistola con el número de serie borrado; siete turismos de los que tres de ellos eran robados; 91.000 euros en metálico; 2.150 litros de combustible con el que aprovisionaban a las embarcaciones nodrizas; multitud de teléfonos móviles; abundante documentación.

Además, se intervinieron efectos que permitieron el bloqueo de 18 inmuebles valorados en 1.055.671 euros, así como la intervención de tres embarcaciones pesqueras valoradas en 1.201.500 euros; 171.550 euros en efectivo; y cuatro vehículos valorados en 100.000 euros.

Presunto delito de blanqueo de capitales

Tras la finalización de la primera fase de dicha operación, los miembros del Equipo de Blanqueo de Capitales de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz iniciaron la correspondiente investigación por un presunto delito de blanqueo de capitales cometido por los miembros de la organización desmantelada, de varios familiares de los mismos y de personas interpuestas para evitar la incautación de los bienes obtenidos por el narcotráfico.

Las investigaciones determinaron que la organización de narcotráfico desmantelada había montado todo un entramado de ingeniería financiera para blanquear los beneficios de sus ilícitos negocios, al frente de los cuales estarían las dos hermanas del cabecilla de la organización, así como los esposos de éstas. Todos ellos actuarían como testaferros, que prestaban su identidad para disimular la titularidad de los bienes obtenidos mediante el tráfico de drogas.

La peculiaridad del entramado financiero creado por el cabecilla de la organización estaba en que se confiaba casi con exclusividad en la familia, por lo que los testaferros y personas de paja eran de su círculo familiar más cercano, llegando a mover capital y propiedades de unos a otros en función de la vigencia de las condenas que les iban imponiendo, la mayoría por narcotráfico.

Compra de 30 décimos de lotería nacional premiados

La Guardia Civil ha destacado como situación llamativa que uno de los cuñados de ‘El Tomate’ es condenado por narcotráfico a pena de prisión, más el pago de siete millones de euros en concepto de multa. Un día antes de ser firme la condena, se deshace de la titularidad de todos los bienes a su nombre, declarándose insolvente. Este hecho también lo realiza su esposa y la hermana del cabecilla. Una vez prescribe la condena por ese delito, pasa de ser insolvente a comprar en efectivo una propiedad por valor de más de 85.000 euros.

Otro hecho llamativo, según ha explicado la Guardia Civil, es la compra de 30 décimos de lotería nacional premiados, que reportan a la organización un capital blanqueado de más de 159.000 euros; y que son invertidos en la compra de propiedades inmobiliarias y en cancelar la hipoteca que pesaba sobre uno de los tres barcos de pesca propiedad del entramado.

Entramado financiero

Las investigaciones de los guardias civiles del Equipo de Blanqueo de Capitales de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz han evidenciado que la organización liderada por ‘El Tomate’ lleva desde enero de 2013 blanqueando el capital obtenido mediante el tráfico de hachís por vía marítima, constituyendo todo un entramado financiero basado en las relaciones familiares para ayudar al ocultamiento de los bienes adquiridos y generados con capital obtenido del narcotráfico.

Por todo ello y tras proceder a la fase de explotación de la operación ‘Sonatine’, se realizaron siete registros, cinco de ellos domiciliarios simultáneos realizados en Sanlúcar de Barrameda, donde se incautaron tres embarcaciones pesqueras de arrastre; 171.550 euros en efectivo; cuatro turismos; una escopeta; y abundante documentación contable con gran valor para la investigación, procediéndose también al bloqueo de 18 inmuebles y diferentes cuentas bancarias que manejaban los objetivos de la organización. Todo lo intervenido alcanza un valor de 2.528.721 euros.

Además, por todo, la Guardia Civil ha puesto a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Sanlúcar a diez personas del clan ‘El Tomate’ como presuntos autores de un delito de blanqueo de capitales; y otro de pertenencia a organización criminal.