El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado este lunes 16 de noviembre que la administración autonómica «trabaja para apoyar con medidas» al sector del flamenco; por la situación que afronta por las restricciones derivadas de la pandemia del Coronavirus.

Juanma Moreno ha lanzado este mensaje a través de su cuenta de Twitter coincidiendo con el Día Internacional del Flamenco. Además, este es el décimo aniversario de su declaración como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

«El flamenco es arte universal, seña de identidad y orgullo de Andalucía. En un año atípico y difícil conmemoramos el décimo aniversario de su declaración como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Trabajamos para apoyar al sector con medidas«, ha señalado el presidente de la Junta de Andalucía.

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, también se ha referido a esta efeméride. El líder de Cs Andalucía ha reivindicado el flamenco como «una de nuestras mayores señas de identidad y toda una forma de entender la vida». «Lo llevamos en la sangre», ha publicado en Twitter.

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico conmemora este lunes el décimo aniversario de la declaración del Flamenco como Patrimonio de la Humanidad con una programación especial que indaga, por todos los rincones de la comunidad autónoma, en la herencia de las grandes sagas, las propuestas de los maestros y las jóvenes promesas.

Juanma Moreno: «Tenemos que ser estrictos en el cumplimiento de las normas»

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha reclamado «ser estrictos» con el cumplimiento de las normas de prevención de Covid-19 y sobre los fallecidos y positivos ha pedido «reducirlos al mínimo». «No olvidemos que mañana podemos ser cualquiera», ha destacado.

En un mensaje en Twitter, que acompaña a un gráfico con los casos confirmados por PCR y los curados en esta jornada; Moreno ha pedido «ser estrictos» en el cumplimiento de las normas así como «adaptarnos a vivir con la pandemia hasta que haya una vacuna».

Igualmente, el presidente ha reivindicado que «no nos acostumbremos al número de positivos o fallecidos» porque «hay que reducirlos al mínimo» y ha pedido que no se olvide que «mañana podemos ser cualquiera».