Trabajadores municipales claman al cielo. «No podemos ni sentarnos, ya el problema no es coger coronavirus en estas instalaciones del Ayuntamiento de Jerez, es coger el tifus«, manifiestan a elMIRA.es.

Fuentes sindicales hacen llegar a El MIRA unas imágenes de las instalaciones municipales en la Calle Limones, de Jerez. Las fotos no dejan lugar a dudas, las condiciones de insalubridad son evidentes. Y además ocurre en plena pandemia de coronavirus, un momento donde se debe extremar la limpieza. Los trabajadores municipales reclaman mejores condiciones para estas instalaciones llenas de cucarachas, pájaros muertos, moho, y hasta con neumáticos en el aseo.

Señalan que la inversión municipal no solo debería ir a pagar asesores del PSOE, como ocurre con José Luis Acedo, quien tiene un coste en la segunda legislatura de Mamen Sánchez de 244.000 Euros. Además de este asesor, en la legislatura la alcaldesa de Jerez gastará más de 1 millón de euros en este sentido. Un gasto desmesurado en la gestión de Mamen Sánchez que ya ha sido varias veces noticia tras conocerse que solo 10 empleados juntos suman más de 1 millón de euros de coste al año. Unos gastos presumiblemente evitables en una ciudad con todo tipo de carencias.

Jerez ya fue elegida la ciudad más sucia de España

El Barómetro del Observatorio de Servicios Urbanos reveló en 2018 que el 73% de los jerezanos manifestaban estar insatisfechos con la limpieza en la ciudad. Los públicos malos resultados en la gestión económica, los cuales colocan a Jerez liderando las listas de morosidad a proveedores y de deuda municipal, no solo no eran los únicos rankings negativos en los que la ciudad copaba y sigue copando titulares de medios de comunicación locales y nacionales. El Barómetro del Observatorio de Servicios Urbanos calificó a la limpieza viaria de Jerez como el servicio peor valorado entre las ciudades analizadas. Colocaron a Jerez en el primer puesto de las ciudades más sucias de España, según sus propios vecinos.