La Policía Local de Rincón de la Victoria (Málaga) sorprendió este fin de semana a más de un centenar de jóvenes, la mayoría menores de edad, mientras celebrarán un macrobotellón en las inmediaciones de la Cueva del Tesoro.

Los jóvenes, tal y como ha avanzado el concejal de Seguridad Ciudadana, Borja Ortiz, incumplían las normas de prevención del COVID-19, sin distancia de seguridad ni mascarilla, estaban bebiendo alcohol, «e incluso algunos portaban algunas dosis de sustancias estupefacientes».

El edil ha lamentado profundamente la irresponsabilidad mostrada por todos los presentes, y que tuvo como resultado la apertura de 32 actas por botellón; 19 por incumplir las normas preventivas sin mascarillas; y 16 actas por posesión de sustancias estupefacientes.

La quedada del macrobotellón fue interceptada por la unidad especial de vigilancia de redes sociales de La Policía Local, desplazando hasta la zona en la noche del sábado 14 de noviembre a diversas patrullas y la Unidad Canina (UCAN). El perro policía fue el encargado de localizar la droga que escondían los jóvenes en el interior de la ropa «sorprendiendo incluso a los propios individuos que pensaban que podrían ocultar tales sustancias al control de rastreo del perro».

También el alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, ha lamentado los hechos ocurridos en torno al macrobotellón, «haciendo un llamamiento a la responsabilidad ciudadana, especialmente a sensibilizar a aquellos colectivos menos concienciados de la necesidad de cumplir las normas de salud pública para evitar la propagación del virus».

Balance

La Concejalía de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria ha informado sobre el balance realizado tras iniciarse un dispositivo especial de control de acceso al municipio el pasado 10 de noviembre, de acuerdo con la entrada en vigor de las nuevas restricciones aprobadas por la Junta de Andalucía.

Durante este periodo, los agentes han practicado hasta el momento más de 40 controles de vigilancia para garantizar el cierre perimetral del término municipal, con la comprobación de un total de 519 vehículos que ha tenido como resultado casi medio centenar de infracciones por desplazamientos injustificados al Real Decreto 926/2020, de 25 octubre por el que se declara el estado de alarma.

Los controles continúan, ha recordado el edil «recordando a los ciudadanos que no se puede salir ni entrar ni pasar de un municipio a otros sin motivo o causa justificada».

La Jefatura de la Policía Local extenderá el operativo hasta las 00.00 horas del 24 de noviembre con controles en los tramos de franjas horarias de mañana, tarde, noche y madrugada, este último a cargo del Grupo Operativo de Noche (GON).