El piloto italiano de MotoGP Valentino Rossi ha dado positivo por Coronavirus, según ha confirmado él mismo a través de un comunicado público, y no correrá este fin de semana en el Gran Premio de Aragón, undécima prueba del Mundial de motociclismo.

El de Tavullia, que también se perderá la siguiente cita del Mundial, ha explicado que desde la mañana de este jueves 15 de octubre ha tenido síntomas. «Esta mañana me he levantado y no me encontraba bien. Los huesos me dolían y tenía un poco de fiebre. Llamé al médico de inmediato y me hicieron dos pruebas. La PCR rápida salió negativa, como el test que pasé el jueves. Pero la segunda, cuyo resultado me ha llegado esta tarde a las cuatro, es positiva desafortunadamente», indicó.

«Me entristece mucho no poder correr en las carreras de Aragón. Quisiera ser optimista y confiar, pero creo que para la segunda carrera en Motorland también será un ‘no apto'»; añadió el italiano, que está «triste y enfadado» por tener que perderse dos citas del campeonato.

En este sentido, Rossi dijo que ha «hecho todo lo posible para respetar las normas y el protocolo». «Aunque el test del jueves fue negativo, me autoconfiné en cuanto llegué de Le Mans. De todas formas, esto es lo que hay y no puedo hacer nada por cambiar la situación. Seguiré las instrucciones médicas y espero sentirme bien pronto», finalizó.

Valentino Rossi, uno de los más grandes de la historia

Valentino Rossi, que cuenta con 9 títulos mundiales a sus espaldas, es historia viva del Campeonato del Mundo con 40 años ya cumplidos. El ‘Doctor’ es el único piloto de la historia en ganar el título en 125cc, 250cc, 500cc y MotoGP™.

El italiano dominó la categoría reina primero con Honda y después con Yamaha, sumando 5 campeonatos consecutivos. Luego volvería a proclamarse campeón tanto en 2008 como en 2009, antes de abandonar Yamaha para unirse a Ducati.

Pero la experiencia no fue como él esperaba y, con un gris balance de 3 podios y varias lesiones en 2 temporadas, el piloto de Tavullia volvió a Yamaha para compartir de nuevo box con Jorge Lorenzo.

En 2013 sumó su primer triunfo en Assen tras casi 3 años de sequía. Así, en 2014 terminaría 2º en el campeonato y en 2015 estuvo más cerca que nunca de conseguir su décima corona mundial, título que se decidíría a favor de Lorenzo en la última carrera del año celebrada en Valencia.

En 2016, por tercer año consecutivo, Rossi finalizó el año 2º y, pese a que realizó un comienzo de año espectacular, un abandono en Francia y una caída entrenando en Enduro le apartaron de la lucha por el título.

Se llevó una victoria y terminó 5º el campeonato. 2018 no fue un buen año para él, y tras 5 temporadas se volvió a quedar sin probar las mieles de la victoria. Fue una situación que se repetiría en 2019, en un año en el que se vio exigido por los jóvenes de Petronas Yamaha SRT y en el que tuvo que conformarse con 2 podios obtenidos en las 3 primeras carreras en Termas de Río Hondo y Austin, donde acarició una victoria ante Rins que volverá a perseguir en 2020 junto a su nuevo Jefe de mecánicos, David Muñoz.

Hace unos días estuvo implicado en un peligroso accidente en MotoGP

Gran susto el vivido en la carrera de MotoGP del Gran Premio de Austria, cuarta cita del Mundial. Maverick Viñales y, sobre todo, el italiano Valentino Rossi (Yamaha) podían haber sufrido un grave accidente tras la caída del italiano Franco Morbidelli (Yamaha) y del francés Johann Zarco (Ducati).

El toque en la octava vuelta entre estos dos pilotos envió a ambos al suelo. Y aún peor, dejó sus motos sin control por el trazado austriaco. Una de las cuales rebotó con mucha potencia y volvió por los aires a la pista justo cuando pasaban Valentino Rossi y Viñales.

Las dos motos pasaron cerca, una de ellas muy cerca de impactar con ‘Il Dottore’, cuyos gestos y cara al llegar al ‘box’ tras la consiguiente bandera roja decían el miedo que pasó en un tenso momento, el segundo del día tras el sucedido en Moto2.

Un amante de Jerez

En el año 2015, Valentino Rossi recibió una placa con su estrella ubicada en el Paseo de la Fama de la avenida Álvaro Domecq de Jerez. El italiano estampó sus huellas en el molde donde se colocó dicha placa y firmó una andada de vino, en la que “Il Dottore” escribió “¡Viva Jerez!” junto a su firma y a su número talismán y distintivo, el “46”.

En aquella ocasión, Rossi se deshizo en elogios con la ciudad de Jerez: «Gracias por este acto, me siento muy honrado porque amo Jerez, la pista es fantástica. Tengo grandes recuerdos de carreras que he realizado aquí y de esta ciudad fantástica. Hay una gran afición aquí, hay una gran atmósfera, es un Gran Premio bellísimo. Soy italiano, pero me siento aquí como en casa, me siento muy honrado por esta placa y por estar en el Paseo de la Fama de Jerez».