Agentes de la Policía Nacional han detenido en Almería a una pareja acusada de utilizar a sus hijos menores de 4 y 13 años para robar prendas de ropa en tiendas sin levantar sospechas.

Según informa la Comisaria, la madre manipulaba con un objeto los sistemas de seguridad de las prendas ubicadas en los escaparates de los establecimientos. Posteriormente, se los entregaba a uno de sus hijos, el cual salía a la calle y hacía entrega de las mismas a su padre.

El hombre, entonces, guardaba las prendas entregadas por el menor en el interior de vehículo; que se encontraba estacionado en el parking de un centro comercial de Almería.

El valor de las prendas: casi 420 euros

Descubierto el modus operandi, la Policía Nacional procedió a la identificación de la pareja; los cuales manifestaron que los menores eran sus hijos.

En el interior del vehículo, fueron halladas varias prendas de diferentes establecimientos, cuyo valor ascendía a 418,96 euros.

La pareja detenida, A.B.A.U., de 32 años y A.F.C., de 38 años, han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 6 de Almería; acusados de un delito contra el patrimonio. Los menores, por su parte, han sido entregados a un familiar; quien se hizo cargo de los mismos.

Robos en comercios de Granada

La Policía Nacional ha detenido a un «activo delincuente» especializado en robos en comercios del centro de la ciudad de Granada. Se trata de un joven de 22 años al que se le atribuyen al menos siete robos por los que ha estado detenido en varias ocasiones en las dos últimas semanas.

La Policía Nacional investigara el robo que perpetró en torno a la una de la madrugada en un bar situado en el centro, donde fracturó el cristal del ventanal para acceder al interior.

Fue un vecino del establecimiento quien avisó a la Policía, la cual a su llegada no localizó a ninguna persona ni en el local ni en las inmediaciones. Los agentes observaron que la caja registradora no estaba, por lo que iniciaron una batida por las calles adyacentes que culminó con la localización y recuperación de este objeto, que ya no tenía el dinero dentro.

La investigación policial llevó a la obtención de indicios que señalaban la identidad del presunto autor del robo, un activo delincuente de 22 años conocido de los agentes por la comisión de delitos contra la propiedad en varios comercios.

Su ‘modus operandi’ se basa en romper las puertas acristaladas de los comercios y ya ha estado arrestado en otras dos ocasiones por hechos similares.