El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha registrado en la madrugada de este viernes un terremoto de magnitud 4,1 en la escala de Richter con epicentro en la localidad gaditana de Ubrique; segundo en 24 horas tras el registrado sobre las 13.00 horas de este jueves con magnitud 3,1.

Según informa la web oficial del IGN, el seísmo se ha registrado a las 02.58 horas con una magnitud de 4,1, a una profundidad de 20 kilómetros y epicentro al sureste de Ubrique. Así, ha podido sentirse en varios municipios de las provincias de Cádiz, Málaga y Sevilla.

El servicio unificado de emergencias 112 Andalucía ha recibido cuatro llamadas de particulares desde las localidades malagueñas de Marbella y Benaoján. Así como de Ubrique, que avisaban porque habían sentido un temblor.

Sin embargo, el centro coordinador ha hecho ronda con los operativos de la zona sin que ninguno haya informado de daños personales o materiales.

Normalmente, los terremotos con una magnitud entre 4,0 y 4,9 grados en escala Richter producen movimiento de objetos en las habitaciones que genera ruido. Se trata de un sismo significativo, pero con daño poco probables.

¿Qué hacer durante un terremoto?

Si nos encontramos ante seísmos de elevada intensidad, en lo posible mantén la tranquilidad y permanece en el interior del edificio, vehículo… donde te encuentres. Intenta agacharte, taparte la cabeza y en lo posible colocarte debajo de un lugar seguro, como una mesa o el marco de una puerta.

Aléjate de ventanas, cristales, espejos, puertas exteriores o paredes y de todo lo que pueda caerte encima como lámparas, cuadros o muebles. No uses los ascensores para intentar huir del terremoto. Si estás en la calle aléjate de cables eléctricos.

¿Qué hacer después?

Si te quedas atrapado en los escombros, trata de no moverte. Cúbrete la boca con un pañuelo o tu propia ropa. Intenta no gritar para no tragar polvo, y golpear algo para que puedan localizarte.

Después de un terremoto suelen ocurrir réplicas, de mayor o de menor intensidad. Comprueba que estás bien o te has hecho daño. No des nunca líquido a una persona insconsciente. Si la luz se corta, use linternas de pilas o batería. No uses velas ni cerillas en el interior de un domicilio o en el trabajo después de un terremoto, puede haber fugas de gas. Importante que en lo posible cortes la corriente eléctrica.