Agentes de la Policía Nacional han detenido en El Puerto de Santa María (Cádiz) a dos personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública. Los detenidos utilizaban su domicilio para la venta de heroína lo que generaba un un continuo trasiego de consumidores habituales de estas sustancias por La Barriada de los Milagros.

En el registro domiciliario se han incautado 7,5 gramos de heroína, sustancia de corte, un subfusil y una pistola simulada

La investigación comenzó tras detectarse una gran afluencia de toxicómanos para compra de sustancias estupefacientes en la citada barriada. Así, observaron como un domicilio particular pudiera estar sirviéndose como punto de venta de droga a pequeña escala.

Los investigadores procedieron a diseñar un plan estratégico de vigilancia sobre el domicilio encartado. Una vez avanzada la investigación se comprobó la existencia del menudeo y de la compra-venta de heroína, por lo que se procedió a solicitar la entrada y registro del domicilio.

Los hermanos detenidos se turnaban en la vivienda para la venta de las sustancias, durante las 24 horas del día.

En el registro domiciliario, llevado a cabo se intervinieron 7,5 gramos de heroína y un subfusil. Además, en el domicilio se intervino sustancia de corte, la cual mezclada con la heroína incautada podría haber llegado a alcanzar hasta 75 dosis en el mercado ilícito. Dicha entrada y registro, concluyó con la detención y puesta a disposición judicial de dos hermanos encartados por un presunto delito contra la salud pública.

Golpe internacional al narcotráfico de heroína y cocaína

La Guardia Civil ha desmantelado, en el marco de la operación CETIL, la red delictiva de ámbito internacional más activa; a la que se responsabiliza directamente de la introducción de más de 6.000 kilogramos de cocaína procedente de Sudamérica por distintos puntos del continente europeo. La organización tenía su base de operaciones en España en Valencia y Málaga; donde el continuo cambio de residencia entre ostentosas urbanizaciones de Marbella (Málaga) y Benalmádena; y el uso de lujosas embarcaciones, acreditó el grado delincuencial de sus integrantes a la vista de su elevado nivel de vida.

De manera global, la operación se ha saldado con la aprehensión de más de 6.000 kilogramos de cocaína en distintos puertos. Además, en los nueve registros llevados a cabo, se han intervenido joyas de gran valor; unos 40.000 € en efectivo; veinte terminales de telefonía encriptados y abundante documentación que vincularía a esta organización con el narcotráfico internacional a gran escala, ha informado Guardia Civil en un comunicado.

La última fase de esta operación ha contado con la colaboración de agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil; junto con agentes de la Policía de Holanda y de las agencias estadounidenses Homeland Security Investigations (HIS) y Customs and Border Protection (CBP); que han actuado simultáneamente en distintos puntos de España y Holanda coordinados por EUROPOL.