Los tratamientos con remdesivir, hidroxicloroquina, lopinavir/ritonavir e interferón tienen «poco o ningún efecto» en la reducción de la mortalidad a los 28 días o en la evolución hospitalaria de pacientes hospitalizados con COVID-19, según los primeros resultados del ensayo ‘Solidaridad’ puesto en marcha por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En solo seis meses, este estudio, el mayor ensayo de control aleatorio del mundo sobre opciones terapéuticas del COVID-19, ha generado pruebas concluyentes sobre la eficacia de estos medicamentos de nueva aplicación para el tratamiento del coronavirus.

En el estudio, que abarca más de 30 países, se examinaron los efectos de esos tratamientos en la mortalidad general; la iniciación de la ventilación y la duración de la estancia hospitalaria en los pacientes. Otros usos de los fármacos, por ejemplo, en el tratamiento de pacientes en la comunidad o para la prevención, tendrían que examinarse mediante diferentes ensayos.

Según la OMS, los progresos logrados por el ‘Solidaridad’ demuestran que es posible realizar grandes ensayos internacionales, incluso durante una pandemia. Ofrecen la promesa de responder de manera rápida y fiable a cuestiones críticas de salud pública relativas a la terapéutica.

En estos momentos, la plataforma mundial del ensayo ‘Solidaridad’ está lista para evaluar rápidamente nuevas opciones de tratamiento prometedoras. Se están considerando para su evaluación nuevos medicamentos antivirales, inmunomoduladores y anticuerpos monoclonales anti-SARS COV-2. Los resultados del ensayo se están examinando para su publicación en una revista médica y se han cargado como preimpresión en medRxiv.

El Gobierno incluyó el remdesivir en la lista de medicamentos esenciales 

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el pasado mes de agosto la disposición por la que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha actualizado el listado de los medicamentos considerados esenciales en la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, añadiendo el fármaco remdesivir, el único aprobado para pacientes con neumonía que necesitan ventilación mecánica.

En concreto, en el documento se ha añadido bemiparina sodio (3.500 UI) inyectable 0,2 ml jeringas precargadas; dexametasona 20 mg comprimidos; dexametasona 40 mg comprimidos; metilprednisolona 20 mg inyectable; norepinefrina (noradrenalina) 1 mg/ml; norepinefrina (noradrenalina) 2 mg/ml; remdesivir 100 mg polvo para solución para perfusión; remdesivir 100 mg solución para perfusión 20 ml; y siltuximab 100 mg polvo para solución para perfusión. En cambio, desaparecen bromuro ipratropio 0,3 mg/ml producto uso nasal y ciclosporina 1 mg/ml colirio.

Entre las medidas en materia de medicamentos para la ‘nueva normalidad’, se incluye continuidad de la obligación, adoptada durante el estado de alarma, de suministro de información de aquellos considerados esenciales contra el Covid-19. En concreto, se impuso a los fabricantes y los titulares de autorizaciones de comercialización de estos fármacos la obligación de comunicar a la AEMPS el ‘stock’ disponible, la cantidad suministrada en la última semana y la previsión de liberación y recepción de lotes, incluyendo las fechas y cantidades estimadas.

Tras la publicación de una lista de fármacos esenciales el pasado 19 de junio, la AEMPS ha actualizado este documento debido a la «progresión de la enfermedad en España. Además del conocimiento científico alcanzado durante los meses de pandemia», según explican en el texto del BOE.