El vicepresidente Juan Marín ha hablado sobre la decisión de suspender durante dos semanas las clases presenciales en la Universidad de Granada (UGR). Ha señalado que el Gobierno andaluz «no toma decisiones a capricho, por intuición»; sino que «hay un equipo de expertos en Andalucía que diariamente pasan unos informes al Servicio Andaluz de Salud» (SAS)».

«Los equipos de epidemiología son los que toman las decisiones que le trasladan» al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, y que se plantean después en el Consejo de Gobierno.

Además, Marín ha subrayado que «no se ha cerrado la universidad» granadina, sino que tan solo «se han suspendido las clases presenciales» temporalmente. Esto es algo que «ya sucedió en marzo y no se produjo tanto revuelo» como ahora, porque «todo el mundo entendió que era para salvar vidas», según ha apostillado.

«No creo que sea un drama ni atentar contra ningún derecho», según ha defendido Juan Marín. El vicepresidente ha insistido en que «estamos en una situación extraordinaria y se trata de salvar vidas».

Además, ha asegurado que «los rastreadores nos indican que los contagios están en jóvenes, especialmente en edad universitaria», de forma que «es preferible prevenir que tener que lamentar después otros hechos».

Tras agregar que a los estudiantes se les está pidiendo «un sacrificio de 15 días de no ir a clase». Es por ello que el vicepresidente ha señalado que «no entiende» la reacción de la rectora de la UGR, Pilar Aranda; ante la decisión de la Junta de suspender las clases presenciales. Ante ello, Juan Marín ha opinado que la crítica de la rectora no se apoya en «ninguna motivación de peso».

La Junta ha reconocido «públicamente el magnífico trabajo» 

Además, Juan Marín ha señalado que la Junta ha reconocido «públicamente el magnífico trabajo» de la rectora y su equipo de gobierno «para iniciar el curso 2020-2021 en las condiciones en las que lo ha hecho» la Universidad de Granada. Este caso, la entidad académica «no tiene culpa» de los comportamientos que, fuera de las clases; realicen determinados estudiantes y por los que «se pueden contagiar» del coronavirus.

La Universidad de Granada aplicará medidas «excepcionales» anti Covid

La Junta de Andalucía ha publicado, este pasado miércoles 14 de octubre, un boletín oficial (BOJA) extraordinario con la orden de 14 de octubre de 2020; por la que se adoptan medidas «específicas, temporales y excepcionales» en la Universidad de Granada.

Todo ello, por razón de salud pública; para la contención de la pandemia de Covid-19 en los centros docentes universitarios y en los colegios mayores y residencias universitarias de la localidad de Granada.

En un comunicado, la Universidad de Granada (UGR) ha manifestado que, aún cuando los espacios de la sede académica son «espacios seguros en los que se respetan con rigor todas las normas establecidas por las autoridades sanitarias». Es por ello que resalta su «lealtad institucional» le lleva a aplicar estas medidas.