Jorge Javier Vázquez, el popular comunicador de la televisión, se subirá mañana sábado día 17 de octubre al escenario del Teatro Villamarta para intentar trasladar al público un asunto serio y terminar convirtiendo en comedia este encuentro.

Vázquez llega a Jerez con ‘Desmontando a Séneca’, una obra basada en textos del filósofo cordobés que invita a aprovechar la vida.

‘Desmontando a Séneca’ es una comedia donde se combina la personalidad de Jorge Javier Vázquez con las enseñanzas del conocido filósofo; extraídas de su obra ‘De la brevedad de la vida’. Todo ello a ritmo de proyecciones, música, filosofía y mucho humor.

El argumento parte de la llamada de un joven director a Jorge Javier Vázquez para ofrecerle interpretar a Séneca en una obra contemporánea de gran formato, con la que recorrerán los escenarios de todo el mundo.

Así las cosas, el famoso comunicador quiere dar un discurso. Sin embargo, no se trata de un discurso cualquiera. Cansado de que todo el mundo considere frívola su labor en televisión y después de sufrir un ictus, cree que ha llegado el momento de ponerse serio y compartir con el público algunas de las cosas fundamentales que preocupan a la gente.

Sin embargo, esa seriedad desaparece pronto, puesto que Jorge Javier Vázquez aborda el estoicismo de Séneca y se lo toma a broma. A pesar de los constantes esfuerzos para que su charla vaya por unos derroteros rigurosos; una sucesión de catastróficas desdichas -que él deberá aguantar con ese estoicismo que Séneca predica y que él quiere adoptar- hará que su discurso se traslade al ámbito del humor.

‘Desmontando a Séneca’ no es su primera experiencia sobre los escenarios. Con el mismo director, Juan Carlos Rubio, ya participó en dos producciones musicales: ‘Iba en serio’ y ‘Grandes éxitos’.

Rubio considera que Jorge Javier Vázquez es “el aliado perfecto” para trasladar a la audiencia el mensaje de Séneca sobre la importancia del tiempo. Se trata de “un tema que a estas alturas del nuevo milenio está más candente que nunca”. Para ello, ha transformado el texto del filósofo cordobés “en una divertida comedia, con grandes dosis de enredo, humor, ternura, dolor y esperanza”.