El Ayuntamiento de Granada reforzará, este fin de semana, el control policial en las zonas más frecuentadas por los jóvenes. Todo ello, para evitar aglomeraciones como las que se produjeron durante el pasado puente festivo; cuando se congregaron decenas de personas en el entorno de la calle Ángel Ganivet sin mascarilla y sin guardar la distancia social.

El concejal de Seguridad Ciudadana en Granada, César Díaz, ha explicado a preguntas de los periodistas que esta clase de medidas tienen como objetivo «evitar el cierre de Granada»; que mantiene una alta tasa de contagios por Coronavirus; y propiciar que la ciudadanía cumpla con las normas sanitarias. De hecho, ha avanzado que también se está preparando una campaña de concienciación en este sentido.

Dispositivo de 60 agentes en Granada

El dispositivo de este fin de semana estará integrado por unos 60 agentes, entre Policía Local y Nacional. La pretensión es mantener una presencia policial continuada en las zonas de ocio y más frecuentadas por la juventud, incluyendo miradores y plazas; calles Ángel Ganivet, Navas y Pedro Antonio de Alarcón, entre otras que concentran numerosos locales de ocio nocturno.

En general, el edil se ha referido a esos 32 puntos de la ciudad donde el Ayuntamiento de Granada ha puesto el foco de control desde el pasado verano; para vigilar el cumplimiento del uso obligatorio de mascarilla por parte de la ciudadanía, especialmente entre los jóvenes.

A preguntas de los periodistas, César Díaz ha confirmado que, en la actualidad, hay diez agentes positivos y 14 están confinados por mantener contacto estrecho con los anteriores o con gente de su entorno que puede estar contagiada. Ha enmarcado esta circunstancia en el hecho de que son los trabajadores de los servicios esenciales y más próximos al ciudadano los que están más expuestos al virus.