Una empresa española producirá una de la vacunas de Estados Unidos en la lucha contra el Coronavirus.

La biofarmacéutica española Biofabri será la encargada de la producción para toda la Unión Europea.

Es un antídoto en fase dos de ensayo, que podría entrar en la tres a finales de este año.

Novavax es una empresa española, una biotecnológica especializada en el desarrollo de vacunas de última generación para enfermedades infecciosas graves.

Es la empresa que desarrolla la candidata a vacuna contra el Coronavirus llamada NVX-CoV2373.

Será producida en paralelo a la ensayos clínicos para que, en caso de obtener los resultados esperados y su posterior autorización, puedan estar en el mercado lo antes posible.

El acuerdo firmado entre las dos empresas establece que la compañía española con sede en Porriño (Pontevedra) será la encargada de producir para la UE la vacuna diseñada por la farmacéutica con sede en Meryland.

Estima que comenzará la fase 3 de sus ensayos clínicos a finales del tercer trimestre de 2020.

Zendal se convierte así en la primera compañía biotecnológica española que entra en el proceso de fabricación de una de las vacunas en las que se trabaja para prevenir el Sars-Cov-2.

Esfuerzo permanente por la innovación

“Este acuerdo es la ratificación de nuestro esfuerzo permanente por la innovación y nuestra apuesta por la excelencia en biotecnología.

También desde Zendal queremos destacar el apoyo mostrado por el Ministerio de Sanidad y la Agencia Española del Medicamento durante todo este proceso”.

El grupo Zendal es un grupo biofarmaceútico formado actualmente por seis empresas, todas enmarcadas en el sector de la biotecnología y vacunas para salud humana y animal:

CZ Vaccines, Biofabri, Vetia, Petia Animal Health, Zinereo Pharma y Probisearch.

«El que un laboratorio de Estados Unidos confíe en una empresa gallega para hacer esto, sin duda, es para nosotros un motivo de satisfacción».

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que Estados Unidos está «a pocas semanas» de conseguir una vacuna contra el covid-19.

«Si quieres saber la verdad, el Gobierno anterior habría tardado años quizás en tener una vacuna por culpa de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y todos los permisos.

Y estamos a pocas semanas de conseguirlo (…) podrían ser tres o cuatro semanas», ha afirmado Trump durante un evento en ABC News con votantes indecisos.

No obstante, también ha mostrado su convencimiento de que, a pesar de que no se logre conseguir una vacuna contra la enfermedad, el virus «va a desaparecer».

Esta idea la lleva repitiendo desde marzo. «Va a desaparecer. Va a desaparecer. Lo sigo diciendo», ha remachado.

Durante el encuentro, Trump ha abordado su gestión de la pandemia de la covid-19 en el país norteamericano.

Ha defendido que no minimizó la amenaza que suponía la pandemia y que, en cambio, la «reforzó».

Trump se ha enfrentado a críticas por su gestión de la covid-19 desde que el periodista Bob Woodward revelara una serie de grabaciones en las que el mandatario le reconoció «restarle importancia» a la pandemia en marzo de este año.