Imaginación al poder. Creando, que es gerundio. En un alarde de inventiva fuera de toda duda. ¿Para bien o para mal? Siempre se ha dicho que la sociedad pospandémica debía traer consigo una actitud constructiva para con los demás.

Carta Restaurante coronavirus
Carta del restaurante ‘Taco Vid – Sabor viral’

¿Es esto verdaderamente así? ¿Qué se entiende como bueno y malo en las acciones de los hombres tras los primeros meses de lucha contra el coronavirus?

¿Todo gesto es políticamente correcto en esta pugna frente a una de las pandemias más complicadas que se recuerdan? ¿Todas las personas actúan en virtud de un cierto sentido de la ética? Hay casos que parecen indicar lo contrario.

Con las cosas serias no se juega. Ni se toman a chufla. Pese a que ello conlleve un soterrado interés comercial. Hay líneas rojas que no se deben traspasar. La peligrosidad de la pandemia y, sobre todo, los vocablos que la definen no deben ser usados con significados diferentes.

Y es que la taqueria «Tacovid – Sabor viral», ha ido a por todas, sin pensárselo dos veces pero asimismo sin meditar demasiado la iniciativa, y ha elaborado una carta con nombres que recuerdan las palabras más usadas de esta pandemia: tacovid, pandemia, cuarentorta, brote, quesanitizante…

Platos ambientados en la pandemia de coronavirus 

Se ha hecho viral por sus nombres la carta de esta taquería. Quiere decirse que unos «deliciosos tacos de bistec, chorizo y combinado» llevan el nombre de ‘Tacovid’. Una «mega torcida de chorizo, bistec y queso» se denomina ‘Pandemia’. Un «alambre de bistec, chorizo, chuleta y queso» es un ‘Brote’.

También hay ‘Ommmms’ un «chile guero rellenado de queso y carne», e igualmente, entre otros platos, ‘La Vacuna’, una «patata rellena de queso y carne», que, según la carta «te va a curar de todo». Si el nombre es ya de por sí inadecuado, el añadido “te va a curar de todo” quizá pueda hasta herir la sensibilidad de algunas personas.

Esta iniciativa no ha quedado circunscrita a un entorno próximo. Ni mucho menos. Los nombres de los platos ambientados en la pandemia de coronavirus, sumado al nombre del local «Tacovid – Sabor Viral», se han hecho precisamente eso: virales por todo el mundo, más allá de México.

La carta de este restaurante de León, Guanajuato, pide «un taquito» de distancia al local, para evitar la propagación del temido virus de Wuhan. Insiste con tenacidad en todo lo concerniente a la pandemia.

Pero no queda ahí la cosa. Aún hay más sorpresas. Más distintivos. Uno de las aspectos digamos curiosos de este restaurante, que además se ha hecho famoso bajo la temática coronavirus, es que su propietario no era un cocinero de tacos sino un profesor de baile que por culpa de la pandemia tuvo que cerrar su escuela de danza.

Nada de baile. Nada de clases. Nada de danza. Para dar vida y poder seguir adelante se inventó el Tacovid, y el invento ha funcionado. Podría haber sido un fracaso rotundo. Un experimento gaseosa. Pero no: el marketing ha funcionado óptimamente.

Una iniciativa arriesgada 

Aunque para muchísimas personas la broma no es propicia. Y el sentido del humor está o puede estar de más en todo lo relacionado con el sufrimiento y el número de muertes que ha asolado al mundo entero. La iniciativa era un riesgo. Posiblemente el enfoque no es malintencionado, ni de lejos. Pues seguro ha querido relativizarse este juego de palabras tan actuales.

Con todo y con eso Tacovid ya ha conseguido que dos inversores quieran vender estos productos en sucursales de la marca en otras ciudades de México. De todos modos, por el momento no está previsto que abran restaurantes de esta marca a Europa. Aunque nunca se sabe. Todo está envuelto en una espiral de incertidumbre tal que a día de hoy nada es seguro ni todo lo contrario.