Los usuarios del Metro de Sevilla podrán desde este miércoles 16 de septiembre pagar el viaje con su tarjeta bancaria o desde su teléfono móvil. Y todo ello sin necesidad de comprar o recargar un título de transporte en las máquinas expendedoras.

La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, ha asistido en la estación de Puerta Jerez a la presentación de un «sistema de pago contactless pionero en los metros españoles». La implantación de este sistema que ha supuesto una inversión de medio millón de euros.

El Metro de Sevilla celebra la Semana Europea de la Movilidad con el lanzamiento de este nuevo sistema de validación. Sistemas similares a los que funcionan con éxito en ciudades como Nueva York y Londres. De hecho, se trata del primer metro español en implantar este sistema denominado EMV contactless.

Carazo ha destacado que el Metro de Sevilla se convierte en «referente tecnológico en España con este sistema de validación».

La consejera también ha puesto en valor las ventajas medioambientales de este sistema, gracias al menor consumo y producción de soportes de tarjetas y títulos de viaje. Este avance tecnológico ha necesitado el desarrollo de un software específico móvil; de ahí la participación de destacados partners en el proyecto, como Mastercard o el Banco de Santander.

Los usuarios del metro de Sevilla que se decanten por el denominado sistema TAP&GO, podrán aplicar la tarifa del bonometro –0 saltos, 82 céntimos; un salto, 1,17 euros y dos saltos, 1,37 euros–, que es la misma que la del consorcio sin trasbordo.

También se podrá aplicar la tarifa del bono de un día, que permite realizar un número ilimitado de viajes y saltos en el transcurso de la jornada por 4,5 euros.

Este sistema introduce mejoras en la gestión de la explotación, al reducir los trabajos relacionados con la recaudación en monedas y billetes de las máquinas expendedoras. Además, se reduce el fraude y otorga más seguridad en el sistema de pago.