La calle Manolo Escobar de El Ejido (Almería) acoge, desde este pasado martes 15 de septiembre, la realización de test serológicos para la detección de Covid-19. Estos son realizados a vecinos voluntarios del municipio; a fin de identificar posibles casos asintomáticos de Covid, especialmente entre la población vulnerable o que haya podido estar expuesta al virus.

La organización ha elegido la céntrica calle de El Ejido; al ser considerada una de las zonas «calientes». Se han detectado en el entorno de la misma algunos casos «relevantes» en cuanto a su número en las últimas semanas, según han explicado fuentes municipales.

Ayuntamiento de El Ejido y Médicos del Mundo

Así, se prevé que la acción coordinada por el Ayuntamiento de El Ejido y participada por Médicos del Mundo; con la colaboración del Hospital de Poniente y Distrito Sanitario Poniente, pueda prolongarse hasta las 21,30 horas.

Para ello, se habilitarán varias carpas. Del mismo modo, la Policía Local cortará el tráfico en la zona y velará por el mantenimiento de las medidas de seguridad.

En este sentido, el número de pruebas a realizar dependerá de la cantidad de personas que acuda a realizarse estos test Covid. Para ello, se ha efectuado una campaña de difusión y concienciación en los últimos días.

Todo ello, en colaboración con la comunidad árabe y musulmana, a través de los denominados «grupos de información Covid». Con ellos se han trasladado, además, medidas de prevención de contagios mediante el boca a boca, WhatsApp y redes sociales.

La realización de estos test Covid, en la que el Ayuntamiento de El Ejido también colabora mediante la aportación de dotación logística como vallas de separación y habilitación de espacios, tiene vocación de continuidad en los próximos días; así, pueden abordarse otras zonas del municipio.

Esta campaña es una de las actuaciones que se consensuó en una jornada de trabajo y de coordinación, para definir las acciones conjuntas de concienciación y sensibilización. Todas ellas, dirigidas a controlar y frenar el número de casos de Covid-19 entre la población inmigrante, «que registra el mayor porcentaje de contagios».

30 camas para asintomáticos

De otro lado, el Ayuntamiento ya ha habilitado el Pabellón de San Agustín. En total, este cuenta con un total de 30 camas, sábanas y toallas, duchas, taquillas y una zona de esparcimiento.

Asimismo, puede acoger a las personas con un positivo en Covid-19; que sean asintomáticas, y que carezcan de un espacio habitacional adecuado para pasar la cuarentena.

Fuentes del Ayuntamiento de El Ejido han indicado a Europa Press que, por el momento el recurso, del que aún se ultiman algunos detalles, no ha sido solicitado por ningún usuario. Este recurso contará con un servicio de manutención, lavandería, limpieza y seguridad.

Así, se ha dotado al pabellón de material y equipamientos y se ha elaborado un reglamento de funcionamiento interno. De este modo, para el alojamiento, cada persona tiene asignada una taquilla, una cama, una silla; así como toallas y ropa de cama, de uso exclusivamente individual, que tendrán servicio de lavandería.

En cuanto a la limpieza de las instalaciones, se realizará por personal externo en las zonas comunes y duchas durante dos horas por la mañana y dos horas por la tarde. Además, cada persona usuaria del centro será responsable de mantener el orden y la limpieza de la zona de uso personal.

Es obligatorio, para el acceso al recinto, que cada usuario lleve ropa cómoda suficiente para poder desarrollar una convivencia con la higiene diaria recomendada y necesaria; mudas suficientes para el aseo; enseres de higiene personal de uso individual, como el cepillo de dientes; y todas las pertenencias personales tendrán que introducirse en bolsas, ya que no es posible el acceso con maleta.

Para el funcionamiento diario, se ha hecho una separación de dos espacios, para hombres y mujeres; se ha realizado la señalización de las distintas áreas; y se ha creado un espacio común para utilizar como comedor y como zona común de esparcimiento.

«Un esfuerzo» por el bien general

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora (PP), ha supervisado las instalaciones y ha dicho que es el momento de que «todos hagamos un esfuerzo» por el bien de la generalidad. Así, ha realizado un llamamiento «al sentido de la responsabilidad y el compromiso individual».

Según ha remarcado, «es importante que impere la sensatez para poder paliar esta crisis sanitaria que, al final, es responsabilidad de todos». A fin de que puedan cumplir el confinamiento en unas condiciones adecuadas y dignas, se ha establecido un protocolo de acceso y seguimiento de los usuarios. De esta forma, si un usuario no cumple las normas, se procederá a su expulsión.

El centro cuenta con un protocolo de actuación y limpieza para la acceso y salida del recinto; así como para la estancia coordinado entre el Ayuntamiento de El Ejido. Todo ello, a través de diferentes áreas municipales como Obras Públicas, Servicios Sociales, Deportes, Policía Local y Protección Civil, junto a Distrito Sanitario Poniente y el Hospital de Poniente.

«Vivimos en un momento en el que el conjunto de todas las administraciones debemos de hacer el máximo esfuerzo para evitar nuevos contagios», ha valorado el primer edil.

Además, el mismo se ha referido al Pabellón de San Agustín como «una solución habitacional para atender a aquellas personas que tengan dificultad para poder guardar el periodo de cuarentena en sus viviendas habituales. Así pueden permanecer en esta instalación con sus necesidades básicas atendidas».