La asociación de madres y padres (AMPA) del IES La Campiña de Beas (Huelva) ha informado, este pasado martes 15 de septiembre, de la dimisión de la junta directiva del instituto.

Asimismo, ha aconsejado a las familias la no asistencia de los alumnos; al «no contar con las garantías» necesarias frente a la situación generada por el Covid-19.

El AMPA asegura que las aulas son «inseguras»

En un comunicado, el AMPA explica que el equipo directivo ha dimitido tras «la decisión unilateral» de la Consejería de Educación de «negar al instituto» de Beas los dos refuerzos Covid. Es decir, dos profesores de apoyo que «le correspondían». Por ello, tanto el equipo directivo como el claustro consideran que «no pueden garantizar» una vuelta segura a las aulas.

Tras remarcar que el instituto recibe dicha información el día 11, han indicado que toda esta situación ha hecho que no se haya podido aprobar el protocolo Covid en el consejo escolar. Asimismo, consideran que «no se dan las garantías para el comienzo del curso».

Ante esto, el AMPA aconseja a las familias la no asistencia de los alumnos «hasta que no sean repuestos los refuerzos Covid y pueda aprobarse un protocolo».

Así las cosas, han solicitado a la Delegación de Educación que «proceda al cierre temporal del mismo hasta que se apruebe un protocolo adecuado»; al tiempo que han manifestado su apoyo al equipo directo y al claustro del instituto de Beas.

Una quinta unidad

Por otro lado, el AMPA del IES San Blas de Aracena (Huelva) ha mostrado su desacuerdo con el comienzo del curso escolar en el instituto debido a la «masificación» del mismo. Así, solicitan una quinta unidad para el curso de primero de ESO.

En un comunicado, han indicado que las familias están en contra de estas «aulas masificadas, ilegales e inseguras». Toda vez que han explicado que son «ilegales» porque «superan la ratio máxima de alumnos por aula (más de 30)»; y «masificadas» porque «las clases del edificio son pequeñas (de seis por siete metros) para albergar a tantas personas».

Finalmente, las califican de «inseguras» porque «no permiten la distancia de seguridad mínima necesaria (metro y medio) para prevenir los contagios contra el Covid 19».

El AMPA y las familias se han dirigido a la Delegación Territorial de Educación para pedir que se creara una quinta unidad más para primero de ESO; así como el Ayuntamiento de Aracena ha solicitado en reunión con la delegada.

Además, han presentado firmas de apoyo a la quinta unidad que necesitan, pero «no ha habido una respuesta por parte de la Delegación».

«Nos enfrentamos solos a una pandemia ante la que estamos desprotegidos por instituciones que no cuidan de la salud de los menores y de sus familias. Así que hoy, pedimos que nos oigan. No queremos escolarizar a nuestros hijos si no es en unas condiciones lógicas de salud que garanticen el derecho al bienestar, y a la vida», han continuado.

Las familias de los alumnos del IES San Blas de Aracena han dejado clara su disposición a «ayudar al centro». De esta forma, no van a permitir que «la salud de nadie se perjudique por una gestión tan negligente y desacertada».